¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Zoodles o espagueti de calabacín

“La vida es una combinación de magia y pasta” o al menos eso dice Federico Fellini. Pero en la vida paleo la pasta no hace magia y por esto abrimos la puerta a los sustitutos que, no solo nos hacen la transición a la vida paleo más fácil, sino que nos animan a probar cosas nuevas añadiendo variedad de alimentos a nuestra dieta.

Los zoodles – o ‘espaguetis de verduras’ como se conocen en España – son una nueva receta en la que me aventuré porque son divertidos, parecen espaguetis de verdad y me han resuelto un montón de cenas en 15 minutos porque su preparación es muy rápida y con lo que lo combines quedarán muy sabrosos.

Estos fideos vegetales se pueden hacer con calabacín, que fue lo que yo hice, o también podrías utilizar otros vegetales como zanahorias, remolachas o nabos. Quedan muy bien para ensaladas además de servir como “pasta” en nuestra dieta. El calabacín es un vegetal que personalmente me fascina porque su sabor es suave y sin importar cómo lo prepararemos sabe muy bien. Está compuesto principalmente de agua y por lo que no tiene casi calorías, favoreciendo así un estilo de vida saludable.

Para obtener la forma de fideos que veis en las fotos necesitamos unspiralizer: un aparato de forma cónica que tiene una hojita que nos permite ‘sacarle punta’ al vegetal y conseguir así hilos que funcionan como espagueti. Si no tenéis en casa uno de estos, podéis utilizar un pelador de patatas para hacer lonchas muy delgadas y darle un estilo pappardelle a tu plato.

Ingredientes:

  • 2 calabacines medianos o 1 grande
  • 1 cucharada de mantequilla o de aceite de oliva
  • Queso parmesano rallado
  • Sal y pimienta al gusto
Zoodles de calabacín
Zoodles de calabacín

Preparación

  • Lava bien los calabacines antes de usarlos. Luego, en una tabla para cortar, retira los extremos.
  • Con el spiralizerempieza a hacer los fideos con el vegetal. Al terminar, extiéndelos sobre una bandeja con papel de cocina y déjalos reposar un rato.
  • Exprímelos fuerte con tus manos y un paño de cocina para intentar sacar la mayor cantidad de agua del vegetal. De no hacerlo, al saltearlos o calentarlos, terminaremos con fideos cocinándose en su propio jugo.
  • Colócalos nuevamente sobre papel de cocina hasta que estés listo para servirlos. Este proceso se puede hacer la noche anterior y os aseguro que queda mejor porque se seca el agua del vegetal.
  • Calienta en una sartén una cucharada de mantequilla o de aceite de coco o de oliva. Puedes agregar ajo picado para que le dé sabor si quieres. Añade los fideos y saltéalos un par de minutos. Añade sal y pimienta, el queso parmesano y mezlca todo en la sartén.
  • Retíralos de la sartén y sírvelos como plato principal o acompañando una deliciosa cena como estas milanesas de pollo empanadas con zoodles de calabacín.
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram