¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Cómo vivir más con un estilo de vida paleo

Una de las metas o ilusiones que tiene la mayoría de la gente, yo incluido, es vivir cada vez más. Muchos soñamos con tener una vida larga y sana.

La esperanza de vida en los países desarrollados es más de 80 años de media. De hecho, la Comunidad de Madrid es la región con la esperanza de vida más alta de toda la Comunidad Europea con una media de 84,9 años. Esta media cada año se supera y se espera que para 2030 dicha media suba hasta los 90 años. Si lo pensáis es increíble lo mucho que esto ha cambiado en los últimos 100 años.

Por supuesto, el deseo de tener más años va intrínsecamente unido al de llegar a esa edad en unas condiciones de salud óptimas que nos permitan disfrutar de todos esos años. Existen muchísimas circunstancias ajenas a nosotros y que no podemos controlar, como son las enfermedades o los accidentes, que pueden deteriorar mucho nuestra salud. Pero por lo general, y sin tener en cuenta estos dos puntos, la mejor forma de asegurar que nuestro cuerpo funcione correctamente durante tanto tiempo es por nuestro estilo de vida.

La actividad física, la alimentación y hábitos saludables incrementan muchísimo nuestra esperanza de vida. Con estos tres pilares podemos construir una vida larga, saludable y evitando enfermedades de la era moderna como la obesidad, problemas respiratorios derivados del tabaco, enfermedades hepáticas debidas al abuso del alcohol, melanomas a causa de la excesiva exposición al sol sin protección y una larga lista de etcéteras.

Siempre hablo del estilo de vida paleo y es precisamente a esto a lo que me refiero. Estos tres pilares son la clave para que nuestro cuerpo funcione correctamente durante toda nuestra vida. Quiero aclarar que hay gente que está predispuesta genéticamente a padecer algún tipo de enfermedad de las anteriormente citadas y no siempre se pueden evitar, pero siguiendo unas sencillas pautas podemos minimizar el riesgo y ayudar a nuestro cuerpo a combatirlas.

Vida activa

Durante el paleolítico el ser humano era nómada y realizaba una gran cantidad de actividad física a diario, tanto para cazar y recolectar, como para irse moviendo de un lado a otro. Después nos volvimos sedentarios y hoy en día hemos llegado al punto de apenas realizar ningún tipo de actividad física debido a la tecnología. Ir a los lugares andando o subir las escaleras activa nuestro sistema circulatorio y hace que nuestros músculos se ejerciten de una forma suave.

Por supuesto el ejercicio físico es más que recomendable. Hay que pensar que el cuerpo es como una máquina. Si no se pone en funcionamiento de forma habitual, poco a poco se va oxidando y deteriorando. Con la práctica regular de deporte se consigue aumentar la resistencia, flexibilidad, agilidad y fuerza, que con el desgaste natural de los años se hará cada vez más notable la diferencia entre las personas atléticas y las que no, como los dolores de articulaciones y musculares.

Alimentación paleo

Comer los alimentos concretos que son beneficiosos para nuestro organismo sin provocar alergias o problemas digestivos nos ayuda a que nuestro cuerpo pueda obtener todos los nutrientes esenciales e importantes para que cada órgano funcione. La dieta paleo está muy centrada en consumir los alimentos para los que estamos diseñados. Con ingredientes naturales, ecológicos y orgánicos sin aditivos ni conservantes ni el consumo de alimentos procesados prevenimos enfermedades y nos sentiremos llenos de energía y a la vez ligereza y agilidad.

Hábitos saludables

Y por supuesto apartar de nuestra vida todos los vicios perjudiciales para la salud como son el tabaco, el alcohol y las drogas es fundamental para llegar a vivir una vida larga y sin problemas de salud. En Europa la media de fumadores es de aproximadamente el 26% de la población y el 80% de los pacientes de cáncer de pulmón eran fumadores. Son cifras más que reveladores sobre cómo afecta el tabaco a la salud. Lo mismo pasa con el alcohol y las drogas. Además de ser muy perjudiciales, no son en absoluto necesarias para ningún aspecto de la vida.

Por otra parte, evitar o minimizar los riesgos a padecer posibles enfermedades utilizando la protección adecuada es vital. Es el caso de los melanomas o cáncer de piel, que se puede evitar con el uso de cremas solares, o las enfermedades de transmisión sexual mediante el uso de preservativos. Con simples gestos podemos evitar importantes enfermedades que mellan la esperanza de vida y causan estragos en la calidad de vida.

 

Es cierto que sin los avances en el campo de la medicina sería difícil aumentar en tan poco tiempo tanto la esperanza de vida, pero el estilo de vida es el que determinará en muchas ocasiones el buen o mal funcionamiento de un tratamiento médico o simplemente el estado natural de nuestros órganos a lo largo de nuestra vida.

Espero que disfrutéis de una vida larga y saludable. Con la ayuda del estilo de vida paleo es posible llegar 😀

Autor del post
Niklas Gustafson

Comentarios

1 Comentario
  1. posted by
    Pablo Pardo
    Abr 11, 2017 Reply

    Buenas!

    He intentado varias bveces iniciar la dieta paleo y siempre fracaso por los desayunos…. Estoy enganchado a las tostadas de pan casero de trigo sarraceno…

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram