¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Verduras asadas al horno

Verduras asadas al horno: zanahorias, remolachas, nabos y ajos tiernos. “Comámonos el arcoíris” sería una buena frase con la que acoplarnos dentro de la dieta paleo. ¿Sabíais que mientras más coloridos sean nuestros platos de comida, más nutrientes le estamos dando a nuestro cuerpo? Sí, de hecho esto asegura que estamos agregando variedad de alimentos y la composición de cada uno. 

Algo muy bueno de preparar verduras asadas al horno es que puedes hacerlo en grandes cantidades y utilizarlas como acompañante en las comidas de la semana e incluso preparar nuevos platos.

Verduras al horno
Remolachas para hornear

Zanahorias, nabos, remolachas y ajos tiernos son los vegetales que acompañan esta receta pero podéis añadir o quitar los que queráis. Una idea genial es añadir boniato, un carbohidrato muy rico en nutrientes.

Las remolachas, aunque son el vegetal con más azúcar natural presente en su composición, tienen un valor nutricional tan alto que merece la pena comerlo más seguido. Tienen antioxidantes beneficiosos para la salud como la luteína, que promueve la salud de la vista. Además, es rica en fibra, vitamina C, vitamina B6, hierro y fósforo.

Verduras al horno
Verduras variadas para asar al horno
Verduras al horno
Verduras al horno

Ingredientes:

  • 3 remolachas, bien lavadas y cortadas en gajos gruesos
  • 5 zanahorias medianas, lavadas y cortadas en gajos gruesos
  • 2 nabos, lavados y cortados en gajos
  • 1 puño de ajos tiernos, picados
  • 1 cebolla roja, cortada en gajos
  • Mantequilla de leche de vacas alimentadas con hierbas
  • Sal gruesa
  • Romero fresco
Verduras al horno
Verduras al horno

Preparación:

  • Precalienta el horno a 200º grados centígrados.
  • Corta todos los vegetales y colócalos en una bandeja para hornear.
  • Agrega dados de mantequilla en diferentes puntos de la bandeja.
  • Rocía la sal y el romero fresco.
  • Introduce las verduras al horno y cocina durante aproximadamente 45 minutos o hasta que al pincharlas con un tenedor estén tiernas.
  • Retíralas del horno y sírvelas como acompañante.
  • También puedes esperar a que estén frías y guardarlas en un recipiente hermético dentro de la nevera.

Yo suelo comer estas verduras asadas al horno con un buen filete de secreto ibérico, añadiéndolas a ensaladas verdes o haciendo con ellas un puré o crema de verduras deliciosa.

¡Qué bonitas se ven en el plato!, ¿verdad? Si os ha gustado esta receta, espero vuestros comentarios aquí abajo.

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram