¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Tres fantásticos y sanos paleo smoothies de plátano

Desde hace un tiempo los smoothies verdes y de todos los colores son una tendencia de alimentación “healthy” que ha llegado hasta a las grandes cadenas de supermercados. Ahora hasta en el Carrefour, Mercadona o SuperCor hay smoothies “healthy” listos para comprar y beber en casa. Los smoothies o batidos – como prefiráis llamarles – son el título bonito que se le dio a esta mezcla de fruta triturada y que ahora tiene un lugar top en la lista de desayunos sanos. ¡PERO ATENTOS! No todos los smoothies de fruta son creados por igual ni son tan sanos como parecen.

El problema con los smoothies que creemos sanos es el balance de carbohidratos versus proteína y grasa que tienen en una porción. Si un vaso de smoothie sólo tiene varias porciones de diferentes frutas, prácticamente estamos tomando un vaso de azúcar. Que es de fuentes naturales y tiene vitaminas…sí pero es azúcar de todas formas y os hará sentir ese bajón de azúcar que ocurre cuando comemos cosas muy dulces y refinadas.

La buena noticia es que este error común se puede corregir fácilmente ajustando los ingredientes que combinamos para hacer un smoothie. Es una fórmula muy fácil:

  • Menos azúcar evitando añadir dulce adicional como miel, dátiles o jarabe de arce.
  • Añade proteína como el yogur griego, el kefir, nata o crema natural de frutos secos o frutos secos enteros
  • Añade grasas de calidad como aceite de coco, aguacate, crema natural de frutos secos, frutos secos enteros o leche de coco.

Con esta fórmula muy sencilla podéis preparar deliciosos smoothies que también son sanos y balanceados en casa. Hoy os presento tres combinaciones con base de plátano congelado que le da una textura asombrosa y le aportan toda la dulzura que necesitáis. ¡Pinchad el título para ir a la receta!

Smoothie de aguacate, cereza y plátano:

Es un smoothie muy lujoso porque su textura cremosa es gracias al aguacate congelado. No sólo lo hace agradable al tomar, sino que también aporta grasas buenas y proteína. Combinado con un plátano y frutas bajas en azúcar como los arándanos y la cereza obtenéis un vaso de puros micronutrientes y macronutrientes.

Smoothie de arándanos, plátano, aguacate y cereza
Smoothie de arándanos, plátano, aguacate y cereza

Smoothie de plátano, higos y açai:

Me encanta el Açai, un polvo mágico rico en antioxidantes. Combinadlo con un plátano y obtendréis el color más vivo para desayunar o merendar. Pero no todo es fruta aquí. La base de este smoothie es yogur griego y anacardos enteros que al batirse junto al plátano y los higos forman un batido cremoso y con mucha sustancia para manteneros enérgicos durante el día.

Smoothie de Açai
Smoothie de plátano, higos, Açai y anacardos

Smoothie de plátano y cacao:

Me encanta este smoothie porque sí, es dulce pero no tiene sino un plátano, leche de almendra y cacao. Este smoothie que bien puede ser un desayuno en una mañana apresurada, o una merienda que nos calma el antojo de algo dulce cuando llega la tarde, es muy fácil de preparar y solo se necesitan 3 ingredientes y una batidora. Para hacerlo más nutritivo, añadid una cucharada de crema de almendra natural o de avellanas que aporta proteínas y grasas buenas.

Smoothie de plátano y cacao
Smoothie de plátano y cacao

Si os ha gustado este artículo os invito a mirar más ideas paleo y sanas para desayunar como estos exquisitos Gofres Paleo que puedes combinar con una espectacular Nutella Paleo. ¡Conversemos! Contadme todo en un comentario 😉

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram