¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Tahini casero paleo

El tahini es una crema o mantequilla de semillas de sésamo deliciosa, perfecta para comer sola con frutas y verduras crudas o dentro de distintas recetas.

Hay mucha gente que compra pasta o crema de tahini lista. Lo malo de las que se comercializan es que suele tener aditivos e ingredientes añadidos, con el fin de aumentar la vida útil del producto.

Hacer tahini casero es una de las cosas más fáciles que existe y podréis disfrutar de la crema durante al menos dos semanas. Notaréis un sabor auténtico y casero, mucho mejor que cualquiera que puedas probar. Una receta completamente vegana y perfecta para picar o servir en reuniones de amigos.

Ingredientes:

  • 400 gr de semillas de sésamo o ajonjolí sin piel(es la misma semilla).
  • Sal (opcional).
  • Aceite de oliva (opcional).

Semillas de sésamo triturándose en el procesador de alimentos para hacer tahini

Modo de preparación:

  • Elige las semillas de sésamo. Existen crudas y tostadas. Ambas son igual de válidas. Yo decidí mezclarlas más o menos al 50%. Con las tostadas se consigue un sabor ligeramente más intenso.
  • Si solo tienes crudas y prefieres tostarlas, con una sartén limpia y sin aceite echa las semillas. A fuego medio ve tostándolas. No dejes de mover la sartén y las semillas para que no se peguen ni se quemen.
  • Mete todas las semillas en el procesador de alimentos y tritúralas durante al menos 25 minutos o hasta que se forme una pasta.
  • Si se van quedando semillas sin triturar en las paredes del vaso, para la máquina y con una espátula ve bajando las semillas.
  • Verás que después de 25 minutos a máxima potencia las semillas se han convertido en una crema. Mientras más tiempo lo dejes más cremoso quedará.
  • Si quieres darle un toque extra de cremosidad añade una cucharada de aceite. Lo mismo pasa con la sal. Para darle un toque de sabor puedes añadir sal. Queda genial cuando te comes el tahini directamente con frutas y verduras. Yo no se lo añadí ya que como también lo empleo para

 

A mi me encanta con verduras crudas. Como veis elegí zanahorias y calabacines crudos para un snack con amigos que quedó estupendo. ¡Arrasamos con el tahini!

También os dejo unas recetas en las que añado un toque de tahini que seguro que os encantarán 😀

Crema de espárragos con tahini.

Babaganush clásico

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram