Aseguraos de que no haya aditivos, conservantes ni añadidos sorpresa en vuestras conservas. ¿Cómo? ¡Hacedlas vosotros mismos siguiendo este paso a paso!