¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Solomillo al pesto y cebolla caramelizada

El solomillo de cerdo ibérico es una pieza de carne magra fantástica que se adapta a muchos tipos de cocción y que combina bien con cualquier acompañante que te guste.

En esta ocasión he optado por combinarlo con una salsa pesto riquísima y una base de cebolla caramelizada. Estos tres elementos juntos combinan a la perfección y en poco tiempo conseguirás un plato delicioso.

Este tipo de carne es una de las que más proteínas contiene y rico en vitaminas B1 y B3. La cebolla por su parte está deliciosa y al caramelizarla le aportamos al plato un sabor dulce que contrasta con el sabor fuerte del pesto.

¡Ahora la receta!

Ingredientes para este plato:

  • 1 solomillo de cerdo.
  • 2 cebollas grandes.
  • 4 cucharadas de mantequilla.
  • 50 gr albahaca fresca.
  • 60 gr piñones crudos o tostados.
  • 135 gr queso parmesano.
  • 25 gr eneldo.
  • 120 ml aceite de oliva virgen extra.
  • 2 dientes de ajo.
  • Sal y pimienta.

Modo de preparación:

  • Corta las cebollas en tiras grandes. Yo combiné una roja y una blanca pero puedes hacerlo con tu cebolla favorita.
  • En una sartén pon pon 2 cucharadas de mantequilla y añade las cebollas a fuego medio-alto.
  • Añade una pizca de sal para que suden las cebollas y rehoga hasta que coja un color dorado.

cebolla caramelizándose en la sartén con matequilla

  • Cuando estén de color dorado baja el fuego a medio-bajo y añade el resto de la mantequilla. Deja que la cebolla se caramelice durante 20-25 minutos.
  • En un procesador de alimentos añade la albahaca, piñones, eneldo, parmesano, aceite y ajo. Si el queso está muy duro asegúrate de cortarlo previamente en trozos pequeños para no romper las aspas de tu procesador.
  • Tritúralo y pruébalo. Si ha quedado muy seco añade un poco más de aceite.
  • En una sartén limpia añade un chorrito de aceite de oliva.
  • Añade sal y pimienta al solomillo y ponlo en la sartén cuando esté caliente.
  • Deja que se haga por cada lado hasta que esté bien dorado.
  • Cuando esté listo, sácalo del fuego y déjalo reposar un par de minutos y corta los medallones.
  • Sirve el plato con una cama de cebolla caramelizada, los medallones de solomillo por encima y el pesto.

 

Es una receta muy sencilla y que queda muy resultona. Es un plato gourmet riquísimo y muy completo sin hidratos de carbono ni azúcar. También puedes acompañar este delicioso plato con una ensalada de primavera y completar un menú perfecto.

¿ Y vosotros cómo preparáis el solomillo? ¿Lo habéis probado con alguna otra salsa paleo? 😛

Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram