¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Smoothie de paraguaya: un plus en tu dieta

Este smoothie, hecho a base de paraguaya, es una bebida refrescante e ideal para recuperar fuerzas y tener el cuerpo a punto.

La paraguaya es una fruta magnífica. Es una variedad del melocotón y cuenta con una textura más crujiente, más similar a la manzana, pero con mucha jugosidad y dulzor.  Al igual que los melocotones tiene mucha fibra, que sumado al agua que contiene ayuda al tránsito intestinal y a la salud general del sistema digestivo.

Entre sus muchas propiedades para la salud destacan sus cualidades antioxidantes, por su alto contenido en carotenos. Estos ayuda a evitar la mutación celular y la degeneración de las mismas a causa de agentes radicales libres.

Por otra parte, la vista también se ve beneficiada por estos carotenos y la vitamina A que poseen las paraguayas. Con esto se previene la ceguera nocturna, las enfermedades degenerativas de los ojos y el glaucoma.

Por último, las paraguayas alivia el estado de nerviosismo y la ansiedad. Esto, sumado a sus beneficios en el tránsito intestinal, pueden ayudar a reducir el aporte calórico de aquellos antojos a deshoras, también llamado “picoteo”, favoreciendo a la larga una pérdida de peso.

Con todos estos beneficios, ¡vamos a preparar un delicioso smoothie de paraguaya!

llenando el vaso de smoothie de paraguaya y nueces pecanas

Ingredientes:

  • 3 paraguayas.
  • 1 yogur griego.
  • 7-9 nueces pecanas.
  • 1 cucharadita de aceite de coco o avellanas.

Modo de preparación:

  • Dependiendo si quieres conseguir una textura más densa o no puedes dejar la piel o quitársela. La piel se triturará por completo, pero quedará un poco más denso. Eso queda a tu gusto.
  • Corta las paraguayas en cubitos y congélalas al menos durante un par de horas. También puedes guardarlas en la nevera y sacarlas en el momento que las necesites.
  • En la batidora añade las paraguayas, las nueces, el yogur y el aceite.
  • Bate todo muy bien durante 3-5 minutos o hasta que ya no queden trocitos de nada.
  • Sírvelo en un vaso y decora con una nuez y un trocito de paraguaya. También puedes machacar unas cuantas nueces y esparcirlas por encima. Tendrás un toque crujiente en cada cucharada.

close up del smoothie de paraguaya y nueces pecanas

Más rico no puede estar y seguro que os encanta tanto como a mi. Lo mejor de este smoothie es que queda muy cremoso, casi como un pudín. Podéis beberoslo o usarlo como base para crear un delicioso desayuno lleno de frutas cortadas y frutos secos. ¡Dejad vuestros comentarios justo abajo de qué os parece este smoothie!

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram