¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Smoothie de plátano y cacao

Las mejores ideas son las más simples, ¿verdad? Yo creo que sí y por eso me gusta esta receta de smoothie de plátano y cacao.

Uno de los argumentos más utilizados en contra del estilo de vida paleo es que es complicado, difícil de mantener a largo plazo y que conlleva una planificación que para muchos es imposible de cumplir porque sus vidas personales y profesionales son muy ajetreadas.

Pues bien, este smoothie que bien puede ser un desayuno en una mañana apresurada, o una merienda que nos calma el antojo de algo dulce cuando llega la tarde, es muy fácil de preparar y solo se necesitan 3 ingredientes y una batidora.

Soy de los que no me gusta desperdiciar alimentos y al mismo tiempo no me agrada comer plátano cuando está demasiado maduro. Lo sé, es una contradicción pero menos mal que he encontrado una solución, que también es la clave de esta receta: cuando haya un montón de plátanos maduros y pienses en tirarlos, no lo hagas. Pela el plátano, córtalo en trozos y mételo en el congelador. No solo preservamos la vida del alimento sino que te servirá de base para smoothies cremosos como este o para otras recetas como ‘muffins’ o ‘nana ice cream’.

Smoothie de plátano y cacao
Plátano y cacao 

El plátano congelado le da una textura similar a la del helado y le aporta la dulzura natural de la fruta. ¡Es perfecto!   

Ingredientes para una porción:

  • 1 plátano congelado, cortado en trozos
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 vaso de leche de almendras sin azúcar

TIP: si os apetece un sabor mucho más dulce se pueden añadir dátiles frescos, sirope de dátil, miel orgánica, sirope de arce orgánico o azúcar de coco.

Preparación:

  • Colocar los trozos de plátano en la batidora, añadir la cucharada de cacao en polvo y por último agregar la leche de almendras. Batir todos los ingredientes hasta que estén bien mezclados y se note una consistencia espesa.

Podéis colocar la preparación en un envase de vidrio para llevar si vas con prisa una mañana o beberlo inmediatamente después de batirlo. Esa textura de helado que logra el plátano congelado es la que hace que nos sintamos saciados después de comerlo y además, el cacao le da buen sabor y un ‘boost’ de antioxidantes a la preparación.

Yo suelo preparar este smoothie de plátano y cacao para mis niños, les encanta y a mí también. Lo mejor es que no tiene nada de azúcar refinada, ni está pasteurizado como las bebidas chocolatadas que encontramos en el mercado y por eso es una alternativa rápida y nutritiva si estáis comenzando a practicar este estilo de vida.

¡Espero que os guste esta receta y no olvidéis dejarme vuestros comentarios! 

Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram