¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Puré de chirivías con setas salteadas y ajo: 100% paleo

Puré de chirivías con setas salteadas y ajo: decidme, ¿no se os hace la boca agua de solo pensarlo? Cuando preparé la receta no veía el momento de poder comerme este plato. Y es que podéis hacerlo como comida, como cena y como queráis porque además del sabor tan bueno es un plato muy nutritivo. ¿Os acordáis del post que hice del ajo? ¡A mi me encanta! Y todo lo que lleve ajo es sanísimo.

Os cuento más sobre la chirivía ya que quizá a alguno no os suene. La chirivía, también conocida como pastinaca, es una raíz que se utiliza como hortaliza. Es muy similar a la zanahoria en forma pero de un color entre blanquecino y amarillento. A mi su sabor me recuerda también al de la zanahoria pero su textura es algo más blanda y tiene menos agua por lo que el tiempo de cocción es inferior al de las zanahorias. Esta raíz es nativa de Eurasia y allí era muy consumida antes de que la patata naciera. Quizá por eso ahora se consume menos y no todo el mundo la conoce. ¿Veis? Al final la patata ha eclipsado a muchos otros alimentos que son similares y que tienen muchos otros beneficios. Por cierto, ¿sabéis que en Estados Unidos tienen a la chirivía en la lista de la maleza? Es decir, como vegetal silvestre que crece en zonas cultivadas por el hombre. Como nace donde no quieren que nazca, la consideran hierba mala, la cortan y la tiran.

Me parece alucinante que estemos desaprovechando los alimentos que la propia tierra nos ofrece y que antepongamos los cultivos por puro negocio. Entiendo que este negocio, el de la agricultura, da trabajo a muchas personas pero eso de tirar alimentos y considerarlos como hierba mala no me parece bien. ¡Aprendamos de nuestros antepasados! Ellos aprovechaban todo lo que la naturaleza les daba.

Puré de chirivías
Chirivías

Y de eso va esta receta. De aprovechar todo lo que la naturaleza ofrece y por eso incluyo también las setas. Son los frutos por excelencia del otoño pero podemos encontrarlas en fruterías casi todo el año. Yo las compro en una frutería donde sé que son totalmente naturales. Pero también me aventuro a ir a recogerlas yo con mis hijos al monte. De hecho cuando lo hago, voy a la sierra de Madrid y además me encanta porque aunque las que compre sean naturales no saben igual que las que recojo. Es una sensación única la de ir a la sierra, recolectar y luego hacerte tú tus propias recetas. De hecho allí suelo recolectar boletus porque hay mucho y además está riquísimo. Eso sí, siempre cojo lo que sé que no es venenoso porque las setas, como todos sabréis, son venenosas. Si no sabéis exactamente qué setas queréis coger, no vayáis a por ningunas. Puede ser muy peligroso ingerir una seta venenosa.

Además, ¿sabíais que son muy ricas en nutrientes? Mirad, tienen muchas proteínas y sales minerales, entre estas últimas puedo destacar el fósforo, el potasio y el hierro. Por lo que viene genial para personas que tengan anemia. Y por si esto fuera poco, también estimulan la actividad cerebral. O sea que… ¿qué más podemos pedir? Si es que la naturaleza se porta bien con nosotros y no lo apreciamos.

Bueno, a lo que iba. Aquí os dejo la receta de este puré de chirivías con setas salteadas y ajo y espero que la hagáis y disfrutéis tanto como yo.

Ingredientes para esta receta:

  • 4 o 5 chirivías (pastinaca sativa).
  • 2 cucharadas de nata orgánica.
  • 2 cucharadas de mantequilla ecológica.
  • 250 gramos de setas.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 ramita de cebolleta.
  • Sal y pimienta.
Puré de chirivías
Setas cocinadas

Preparación de este puré de chirivías con setas salteadas y ajo:

  • Lava y pela las chirivías. Puedes hacerlo como cuando sueles pelar las zanahorias: o bien con un pelador típico o con un cuchillo. ¡Es muy fácil! Córtalas en trozos pequeños.
  • Pon a cocinar las chirivías en un poco de agua. Recuerda que si sueles cocer zanahorias, el procedimiento es el mismo aunque un poco más breve. Ayúdate de un tenedor para pincharlas y comprobar que estén bien blanditas. Escúrrelas y resérvalas.
  • Con una batidora de mano, tritura las chirivías junto a la nata y la sal. Ajusta la cantidad de nata de acuerdo a la textura que desees en tu puré. A mi me gusta cremoso y le puse dos cucharadas de nata. Pero eso ya es decisión vuestra.
  • Calienta una sartén anti adherente. Lava las setas, córtalas en trozos medianos y rebana muy delgadamente los ajos previamente pelados.
  • Derrite la mantequilla en la sartén e incorpora las setas. Saltea por unos minutos y añade el ajo. ¡Ten cuidado, el ajo se quema muy fácilmente así que baja el fuego!
  • Saltea durante unos 7 a 10 minutos hasta que las setas estén cocidas y caramelizadas. A mi me gusta mucho la textura que se le queda a la seta cuando está cocinada. Recuerda que la seta suelta agua al hacerse así que no te asustes, es cuestión de que vaya reduciéndose el agua y cocinándose la seta. Ten paciencia.
  • Para servir, añade un cucharón de puré a un plato. Haz una cama con el cucharón.
  • Encima coloca las setas y el ajo y finaliza el plato decorando con ruedas pequeñas del cebollín o cualquier otra verdura que te guste. ¡Disfruta de tu comida!

Recuerda que para cualquier duda puedes contactar conmigo mediante las redes o por los comentarios de debajo. ¡Contadme qué tal os parece esta receta! Y por si queréis aquí os dejo algunas recetas más para que sigáis cogiendo ideas. 😉
Puré de coliflor.
Crema de brócoli, coliflor y caldo de huesos.
Puré de boniato y pastel de carne. 

Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram