¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Acompañantes paleo: puré de boniato

Cuando vivimos paleo, nos topamos con la interrogante de con qué acompañar nuestras comidas si la patata, el arroz, la pasta y/o el pan no están permitidos dentro nuestra alimentación. Tenemos que recurrir entonces a acompañar las proteínas del plato con vegetales y eso no siempre suena tan apetitoso para muchos. Hoy quiero convenceros de la versatilidad que tiene un vegetal buenísimo. Es un grandioso acompañante en cualquier comida, tiene diversas formas de prepararse y además es tan saludable que estaréis comiéndole en poco tiempo: la batata o boniato.

Este tubérculo de piel color naranja brillante es una de las maravillas de la naturaleza porque es rico en potasio, fibra y, más importante aún, en Betacaroteno – pigmentos vegetales que una vez digeridos se transforman en vitamina A.

Puré de boniato
Boniato o batata cortado en trozos

Los beneficios de consumir batata son muchos, como por ejemplo:

  • Mejoran la salud del corazón porque son ricas en vitamina B6 ayudando a regularizar la presión arterial.
  • Controlan el azúcar en la sangre y te mantienen enérgico durante el día porque tienen un bajo índice glicémico, lo que significa que liberan el azúcar natural presente en ellas de manera más pausada en el torrente sanguíneo.
  • Contienen magnesio, un mineral que según estudios ayuda a mejorar los niveles de estrés y promueve la relajación, el buen humor y el estado de calma.
  • Una batata tiene la mitad de la dosis recomendada de vitamina C, A y E que favorecen un sistema inmunológico sano.
  • Mejora la digestión por su alto contenido de fibra.

Muchos de estos beneficios que os he mencionado se aprovechan de mejor manera si hacemos la batata al vapor, al horno o en una olla de presión como lo he hecho en esta receta. Este método de cocción preserva y concentra la mayor cantidad de nutrientes del alimento, a diferencia de cuando cocinamos las cosas hervidas, en donde la mayoría de los nutrientes se quedan en el agua de la cocción.

Al cocinar en una olla de presión sí debemos agregar un poco de agua para cocinar las batatas pero sin preocuparnos por los nutrientes porque se absorberán durante la cocción.

Puré de boniato
Puré de boniato después de cocinarse

Ingredientes: 

  • 2 batatas o boniatos pelados, cortados en cubos.
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • Sal gruesa
  • Pimienta negra
  • Hojas de romero fresco o perejil para aromatizar (opcional)

Preparación del puré de boniato:

  • En una olla de presión colocar las batatas con un poco de agua sin que las cubra y colocar a cocinar a fuego medio. En este tipo de utensilios de cocina el tiempo de cocción es más corto, entonces pasados 25 minutos pinchad la batata con un tenedor. Si está suave, retiradla del fuego. Si no usáis una olla de este tipo, cocinad en el horno a 170 grados centígrados hasta que estén suaves al pincharlas.
  • Una vez que estén suaves, retirad cualquier líquido sobrante que haya quedado de la cocción. Añadir las cucharadas de mantequilla y con un tenedor destrozar los cubos de batata hasta hacerlos puré.
  • Añadir la sal y la pimienta y probad si está a vuestro gusto. Si veis que está muy seco, podéis añadir un poco de leche o nata tibia para hacerlo más cremoso.
  • Finalizar la preparación con ramitas de romero fresco o perejil.

Podéis acompañar esta receta con un buen filete de T-Bone o con un estofado de ternera paleo y os aseguro que se sentirán a tope de energía durante el día.

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram