¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Pudín de Chía y coco

Decidí darle una oportunidad al pudín de chía y coco una mañana apresurada de un jueves en el que debía salir pronto al aeropuerto con mis niños para disfrutar de un fin de semana esquiando en Suiza. No sé si os ha pasado que, al no tener tiempo, nos da hambre hasta el punto en el que uno se siente mal y lo que encontramos son en su mayoría alimentos fáciles y rápidos como snacks, dulces, bollería y comida rápida.

Aunque no llevemos el estilo de vida paleo, satisfacer el hambre con alimentos ricos en harina, azúcar y sal no solo es bajo en nutrientes sino que además en poco tiempo volveremos a tener hambre de nuevo porque, como os he contado antes, el azúcar y los carbohidratos simples elevan rápidamente nuestro nivel de azúcar en sangre y al bajar bruscamente, volvemos a sentirnos como si no hubiéramos comido absolutamente nada.

Tener a mano varias recetas que podamos hacer con antelación y que sean de fácil preparación es el arma ideal para atacar estos momentos y para eso es este de pudín de chía y coco. Además, no tienes que seguirla al pie de la letra porque los ‘toppings’ puedes escogerlos a tu gusto. Yo usé granadas, un poco de mi muesli paleo para darle un toque crujiente y chips de coco seco.

Pudín de chía y coco
Mezcla de chía y coco

Ten a mano los recipientes de vidrio que utilizarás para preparar el pudín. Esta receta es para dos porciones.

Ingredientes:  

  • Un cuarto de taza de coco rallado sin azúcar
  • ¼ de taza de semillas de chía
  • ¾ de taza de leche de coco (con grasa)
  • Media taza de agua de coco
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una cucharada de sirope de arce natural
  • Semillas de granada para decorar
  • Coco seco para decorar
Pudín de chía y coco
Pudín de chía y coco

Preparación:

  • En un recipiente hondo combina el coco rallado, las semillas de chía, la leche y el agua de coco, la vainilla y el sirope de arce. Mezcla bien y divide en los dos recipientes de vidrio que vayas a utilizar.
  • Coloca los recipientes en la nevera y déjalos reposar toda la noche o al menos durante dos horas antes de comerlos.
  • Notarás que están firmes cuando lo saques de la nevera y aquí es donde agregarás los ‘toppings’ que más te gusten.
Pudín de chía y coco
Pudín de chía y coco

La textura del pudín de chía es similar a la del yogur y por eso me parece que es una excelente mezcla para preparar cualquier día de la semana en el desayuno. ¿Tiene buena pinta no? ¡Pues os animo a probarla y a que me dejéis vuestros comentarios aquí!

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram