¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Pollo con salsa de vino: ¡espectacular!

Hoy os traigo un plato muy especial con el que disfrutar de una deliciosa comida o cena… ¡pollo con salsa de vino! Este plato de pollo con salsa de vino superará las expectativas de cualquiera y será un gran plato con el que disfrutar a lo grande.

Es muy sencillo de hacer, tan solo requiere de un poco de tiempo y paciencia para que así reduzca la salsa y quede un plato de 10.

Para que sea lo más saludable posible os recomiendo que siempre empleéis ingredientes de calidad y que sean ecológicos. Para esta receta utilicé un pollo de corral ecológico. Su color amarillo, su delicioso sabor natural y su jugosidad denotaban muchísima calidad, y vosotros también notaréis la diferencia.

Pues sin más dilación, ¡vamos a por la receta!

Ingredientes del pollo con salsa de vino:

  • 4 pechugas de pollo ecológico.
  • 1 taza de harina de tapioca/quinoa/almendras.
  • Sal y pimienta.
  • 2 cebollas pequeñas-medianas.
  • 1 pimiento verde.
  • ¾ tazas de vino tinto.
  • 1 taza de caldo de pollo.
  • 2 cucharadas de mantequilla.
  • Piñones tostados.

close up de pollo con salsa de vino y fondo desenfocado

Modo de preparación:

  • En primer lugar corta las pechugas de pollo por la mitad o déjalas enteras y salpimienta al gusto. Decidí dejar la piel, ya que es la parte que más sabor aporta a la carne. Además, como he dicho muchas veces, la grasa no es el problema.
  • Reboza cada pieza por separado en la harina de tapioca.
  • En una sartén con bastante aceite, fríe las piezas de pollo hasta conseguir un color dorado por ambos lados.
  • Retira el pollo y resérvalo.
  • Corta las cebollas y el pimiento e introdúcelos en la sartén con el aceite en la que freíste el pollo.
  • Sofríe las verduras con un punto de sal y déjalas que se hagan hasta que la cebolla se torne transparente. Entonces introduce el vino y el caldo de pollo.
  • Baja la temperatura del fuego y deja que la salsa reduzca durante 25 minutos.
  • Cuando haya reducido un poco, introduce la salsa entera dentro del procesador de alimentos y tritúrala por completo. Si deseas que la salsa quede aún más espesa puedes añadir una cucharada de harina de tapioca.
  • Vierte nuevamente la salsa en la sartén e introduce los trozos de pollo que tenías reservados y deja que cueza a fuego medio otros 15 minutos más.
  • Sirve tu pollo con una buena ración de salsa. Puedes acompañarlo con lo que más te guste. En mi caso he añadido lechuga, remolacha y unos piñones tostados para coronar la receta.

Ya véis que es muy sencillo y solo requiere un poco de paciencia. Podréis servir esta maravilla en cualquier ocasión especial. 😀 ¿Qué os parece? ¡Dejad aquí abajo vuestros comentarios!

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram