¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

¡Planta tu propio mini huerto ecológico en casa!

Tener un huerto ecológico en casa es una de las mejores formas, y más reconfortantes, de tener productos completamente naturales.

Sé que muchos estaréis pensando que no todos pueden tener un huerto ecológico en su propia casa, ya sea por falta de espacio o porque no tienen un jardín en el que poder plantar. Pues os diré que, según qué casos, esto no es más que una excusa. Obviamente no estoy diciendo que a partir de ahora solo comamos frutas y verduras de nuestra propia huerta, pero sí os digo que conseguir un tomate propio es muy reconfortante. También es muy interesante ver como nosotros mismos podemos cultivar de forma orgánica y ecológica un producto auténtico.

Ahora viene lo divertido, ¿cómo hacerlo si vivimos en un piso? Pues bien, yo tengo una terraza con un par de maceteros grandes. Conseguí plantar una tomatera en una maceta. La verdad es que no le doy más cuidados que regarla según la especificación de la planta, y si sé que va a hacer mucho mucho frío alguna noche, la tapo con un plástico. Vamos, nada que no se pueda hacer en una casa normal. También la puedes tener dentro de casa siempre que esté cerca de una ventana.

planta de la tomatera con los tomates en proceso de maduración

Otra gran opción es plantar nuestras propias hierbas aromáticas. En pequeñas macetas colocadas cerca de una ventana podemos tener perejil, albahaca, hierbabuena, menta, orégano, cilantro o cualquier otra que se nos ocurra. Son fáciles de mantener, y a menos que queramos hacer una receta con mucha cantidad, podremos tener hierbas cada día. Además, si las dejáis en la cocina, disfrutaréis de un olor constante de hierbas aromáticas.

Otra de las hortalizas que podéis cultivar en casa son las cebollas. Cortando la mitad de una cebolla y enterrándola en una maceta grande podréis empezar a cultivar la planta de la cebolla.

Podéis probar con vuestras verduras favoritas o con frutas que no necesiten un árbol como las fresas. Ya os digo, no es tanto por el producto que obtendréis, que obviamente será completamente natural, sino que además podréis apreciar la belleza del crecimiento de la naturaleza. Es ideal para hacerlo con niños y disfrutaréis en familia de una actividad completamente natural.

Ahora se están poniendo de moda los huertos urbanos y es ideal para tener nuestra pequeña parcelita donde cultivar. 😀

Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram