¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Pisto con huevos y mozzarella: mi propia versión paleo

Pisto con huevos y mozzarella: esta receta nace de la típica receta de pisto manchego. Para los que no sois de España quizá no os suene mucho pero aquí es tan conocido como la pizza en Italia o los tacos en México. Yo hoy he querido hacer una versión un poco diferente de la tradicional y le he añadido mozzarella. En realidad, lo que es el pisto, es muy paleo porque lleva verduras. Lo que ocurre es que como también lleva tomate se corre el riesgo de ingerir azúcar si no se hace con nuestro paleo tomate frito casero.

Tiene el sobrenombre de manchego porque es natural de La Mancha aunque está extendido por todo el territorio español. La temporada óptima para hacerlo es en verano porque es el tiempo de las verduras, aunque actualmente casi que se come más en invierno porque es una comida que se sirve caliente. Se cree que la palabra pisto provenía del latín pistus que significaba machacado aunque no se sabe bien qué se machacaba, ya que al principio el plato no incorporaba ni pimiento, ni tomate. Estos alimentos fueron traídos de las Indias en el siglo XV de la mano de Cristóbal Colón. Bueno, esa es la historia oficial, aunque también se cuentan otras como que las Indias ya habían sido descubiertas por navegantes portugueses y vascos que comercializaban con los productos autóctonos en nuestras tierras. Sea como fuere, lo cierto es que cuando estas verduras pisaron nuestra tierra también afectaron a nuestra gastronomía.

El auténtico pisto manchego solo lleva pimientos verdes y rojos, tomates y un poco de calabacín, pero al final los ingredientes varían de la zona del mapa donde se cocine. A veces lleva ajo, cebolla o incluso calabaza. También depende mucho de los gustos de cada persona. Es importante mencionar que el pisto tradicional del que os estoy hablando se sirve con huevos fritos pero en mi versión los hago de una forma diferente. ¡Si es que ya os dije que a mi me gusta inventar!

El pisto a mi me encanta pero he de reconocer que lo comía poco porque hasta que os hice la receta del tomate casero no tenía tomate frito en casa, por que ya sabéis que no lo compro en los supermercados. Pero el día que hice, hice muchísimo para poder guardar congelado. Al final, cuando decides seguir un estilo de vida paleo, tienes que fabricarte los productos casi siempre tú mismo y los que llevéis este estilo de vida lo sabréis bien. Si una persona va de media dos veces al mes al supermercado, nosotros tenemos que hacer dos veces al mes productos para poder consumirlos a lo largo de las semanas. Un ejemplo es el tomate, otro es la mantequilla de almendras, y así hay muchos. Es cierto que cada vez podemos comprar más cosas ecológicas y naturales como por ejemplo el azúcar de coco por Internet pero bueno, al final quizá eso aumente más el presupuesto que hacérnoslo nosotros mismos.

Y ahora sí, os voy a dejar la receta de este pisto con huevos y mozzarella y sin pimiento verde y que aunque no es el típico, está riquísimo.

Ingredientes:

  • 1 diente de ajo
  • Dos rodajas de calabaza
  • 1 Pimiento rojo
  • 1 Calabacín
  • Una bola de mozzarella
  • 3 huevos
  • Tomate frito paleo
  • Perejil para decorar
  • Mantequilla para sofreir la verdura
  • Sal
Pisto con huevos y mozzarella
Pimiento rojo, calabaza y calabacín picado

Tiempo de elaboración: 30 minutos aprox.
Dificultad: media

Elaboración de este pisto con huevos y mozzarella:

  1. En primer lugar lavamos los pimientos y los picamos en cuadrados. A mi me gusta cortarlos en un tamaño mediano y aunque dicen que el pisto original lleva las verduras picadas de forma muy pequeña, a mi me parece más sabroso de esta forma.
  2. Pelamos el calabacín. Hay quienes lo dejan con la piel pero bueno, es cuestión de gustos. Yo también suelo cortarlo en cuadrados medianos.
  3. Con la calabaza repetimos el mismo procedimiento.
  4. Picamos el ajo, y eso sí que lo hago más pequeño. Si te gusta mucho, puedes añadirle dos ajos pero yo preferí solo hacerlo con uno porque si no puede ser que quede demasiado picante y luego a los niños no les gusta tanto.
  5. Ahora pasamos a sofreir todas las verduras. Yo uso mantequilla ecológica pero también podéis usar aceite de oliva. Pronto haré un post donde os explicaré los aceites que más uso y porque suelo utilizar más la mantequilla. ¡Estad antentos!
  6. Cuando esté todo blandito, añadimos el tomate y la sal.
  7. Subimos el fuego para que se cocine un par de minutos y luego lo volvemos a poner a fuego medio.
  8. Párate un momento y precalienta el horno a 180ºC. ¡Sí, este pisto también va en el horno!
  9. Casca tres huevos y échalos también a la sartén.
  10. Es el turno de la mozzarella. Córtala en rodajas y mételas en la sartén junto con las verduras y el tomate. Encárgate de que se hundan bien en el tomate y retira del fuego.
  11. Introduce la sartén en el horno y en unos diez minutos aproximadamente tendrás la mozzarella derretida dentro del pisto y los huevos bien hechos. ¡Qué rico está!

Aquí os dejo otras recetas de comidas que creo que os van a encantar:
Ensalada de pollo a la parrilla con verduras y fruta. 
Boniato relleno al horno.
Pimientos rellenos de carne estilo tex-mex.
Espárragos envueltos en bacon. 

Recordad que nos seguimos viendo por aquí. ¡No olvidéis comentar debajo! 😉

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram