¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

¡Merluza a la romana sin gluten y saludable!

Hoy os traigo una deliciosa receta que seguro os encantará. Típico de la cocina y cultura española, la merluza a la romana es el plato estrella de muchos restaurantes y casas de todo el país, pero ¡apta para celíacos!

La forma tradicional de hacer cualquier tipo de rebozado para pescados es con harina de trigo y huevo. Sin embargo, y como ya sabéis, la harina de trigo convencional no es paleo pero tampoco nada saludable. Además, muchas personas en todo el mundo son celíacas, por lo que tampoco es una opción válida.

Como ya habréis visto en otras recetas, es muy sencillo hacer cualquier tipo de receta de forma saludable. Todo se puede adaptar y cambiar por productos orgánicos, saludables y alejados de los cereales y azúcares refinados.

Para esta receta yo he elegido merluza, que es el más típico, pero podéis hacerlo con cualquier pescado como perca, gallo o peces enteros pequeños como las sardinas o los boquerones. Eso queda completamente a vuestro gusto.

Ingredientes de la merluza a la romana:

  • 2 – 4 filetes o ruedas de merluza (dependiendo de los comensales).
  • 2 limones.
  • Harina de almendras / tapioca / quinoa.
  • 2 huevos.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva virgen extra.

merluza a la romana sin gluten desde cerca

Modo de preparación:

  • En un recipiente coloca los lomos de merluza. Elegí los filetes ya que son más finos que las ruedas, por lo que tarda menos tiempo en freírse y es más apetecible para los niños. Añade sal y pimienta al gusto, así como el jugo de un limón. Impregna todo el pescado de manera uniforme. Deja que repose durante 5-10 minutos. De esta forma conseguirás que el jugo de limón, la sal y la pimienta penetren bien dentro del pescado, potenciando el sabor.
  • Después de esperar a que repose, en dos platos hondos distintos, pon en uno los dos huevos batidos y en el otro un par de cucharadas de harina de tapioca, quinoa o almendras (la que más te guste). Las de tapioca y quinoa son las dos que quedarán más parecidas a la receta original.
  • Pasa individualmente cada pieza de pescado primero por el huevo y después por la harina. Procura que el rebozado quede homogéneo por todos los lados.
  • En una sartén pon un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
  • A temperatura media-alta, fríe cada filete por ambos lados hasta que adquiera un color dorado.
  • Sirve con tu ensalada o acompañante favorito y una buena rodaja de limón. Te encantará su sabor y el toque de acidez que combina perfectamente con esta increíble merluza a la romana.

Como veis es tan sencillo de preparar como el tradicional. Además queda muy jugoso y realmente parecido a la receta típico pescado que preparan las abuelas y las madres, pero es muchísimo más saludable. Sin abusar de los rebozados en general, ¡esta receta le encantará a pequeños y mayores! Lo mejor de esta receta es que incluso frío está rico, perfecto para integrarlo dentro de ensaladas de quinoa o con pasta de calabacín.

Recordad dejar aquí abajo vuestros comentarios de qué os parece la receta. Si tenéis cualquier duda, podéis contactarme por aquí o a través de mis redes sociales. ¡Os espero! ¡A continuación os dejo el enlace a tudespensa.com para que podáis conseguir todos los ingredientes para esta receta de la forma más sencilla posible, con tan solo un click!

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram