¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

El mal uso de los antibióticos en las granjas

Los antibióticos que se le da a los animales tienen un efecto directo sobre nuestra salud.

En la actualidad, la mayoría de las granjas en donde se crían a animales para el gran consumo de carne se procura rentabilizar al máximo el poco espacio y la comida para hacer crecer y engordar a estos animales con el menor coste posible, y así obtener el mayor beneficio económico posible.

Cada vez se tiende más al abuso de antibióticos en los animales y es debido a varias razones. El problema de esto es que repercute de forma directa en todos los que consumimos carne.

Lo primero que pensamos acerca de los antibióticos es que sirve para curar enfermedades, y es cierto. En muchas granjas se abusan de los medicamentos, debido al poco espacio con el que cuentan para las ingentes cabezas de ganado y así evitar los contagios de posibles enfermedades entre ellos.

Sin embargo, la verdadera razón para que se administren tantos antibióticos no es otra que por culpa de la mala e inadecuada alimentación. Sí amigos, a los animales de granja no se les alimenta correctamente, por lo que deben atiborrarlos de medicación debido a las enfermedades que les causan.

La alimentación que se le da a la mayoría de los animales está hecha a base de mezclar distintos tipos de cereales. Ni las vacas, cerdos o pollos comen de forma natural este tipo de alimentos, por lo que sus organismos no están diseñados para digerirlos y procesarlos. La alimentación correcta de una vaca es únicamente pasto. Por el contrario, a la mayoría de los animales se les da la peor comida del mercado, abaratando los costes de mantenimiento del animal y consiguiendo, a su vez, que el animal engorde rápidamente. ¿Y qué ocurre cuando comen cereales? Las vacas, cerdos y pollos (carnes de consumo mayoritarias) no son capaces de digerir correctamente los cereales. Esto les produce severas inflamaciones a lo largo de todo el sistema digestivo, por ello es necesario que los veterinarios y ganaderos les suministren constantemente antibióticos.

Es por ello que siempre que sea posible se opte por carnes ecológicas y que hayan pastado en libertad. No solo se apreciará una gran diferencia en cuanto al sabor de la carne, sino que esto también nos beneficiará a nuestra propia salud. 😀

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram