¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Por qué la mantequilla es de las mejores grasas que hay

Los lácteos son un área gris en la alimentación paleolítica y se suelen evitar bajo la concepción de que estos “no son paleo”. Sin embargo, yo considero que algunos merece la pena consumirlos porque aportan muchos beneficios y este es el caso de la mantequilla.

En los años 50 se proclamó que la grasa saturada, presente en los productos de origen animal, era la causante de enfermedades cardiovasculares que hoy en día son la primera causa de muerte después de la vejez. Aún cuando ni la carne, huevos o mantequilla habían sido un problema para la salud hasta ese momento.

La mantequilla es una grasa saturada y, aunque ya he hablado de la relación de las grasas saturadas con las enfermedades cardiovasculares en otro de mis artículos, esta vez he querido ir un poco más allá en relación a este ingrediente.

Hoy en día sabemos que fue un argumento equivocado que se creyó cierto durante décadas y que alimentos como la mantequilla son realmente nutritivos. Ahora bien, el verdadero problema con comer o no mantequilla tiene que ver más con su procedencia, debido a que la cantidad de nutrientes que tenga depende de la alimentación que haya tenido la vaca con cuya leche se ha elaborado el producto.  La mantequilla que proviene de vacas alimentadas con hierba tiene más calidad que aquella que está elaborada con la leche de vacas alimentadas con pienso y cereales.

Los ácidos grasos, principal componente de la mantequilla, afectan directamente nuestro organismo, como es el caso de los ácidos grasos CLA que existen de manera natural en el cuerpo y que tiene la capacidad de alterar el resto de la grasa que tenemos.

Las personas que consumen mantequilla en los países en los que se alimentan las vacas con hierba tienen un 49% menos de probabilidad de sufrir un infarto o de padecer una enfermedad cardiovascular. Esto es una muestra de la importancia de las grasas saturadas y de su inocuidad en relación a las enfermedades cardiovasculares.

¿Qué beneficios aporta la mantequilla de vacas alimentadas con hierbas?

  • Contiene Vitamina K2 que ayuda a que los huesos absorban mejor el calcio y vitaminas A y D.
  • Contiene ácido butírico que tiene beneficios anti-inflamatorias e inmuno reguladores en el intestino
  • Contiene ácido linoléico que es un ácido graso esencial y que, según algunos estudios, podría tener importantes beneficios contra la obesidad.

Hay que reconocer que es una grasa de alta calidad, especialmente para cocinar, que además tiene beneficios para nuestra salud. En España se consigue mantequilla ecológica o artesanal en herbolarios o también Ghee y sinceramente, me encanta y en casa nunca falta.

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram