¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

La dieta paleo: ¿qué es?

Más allá de modas y tendencias alimenticias, la dieta paleo es una opción real porque es la mejor y más sana forma de comer. La dieta paleo se enfoca en consumir solamente los alimentos más nutritivos eliminando los alimentos impuestos por las dietas modernas: los refinados, procesados, con grasas trans y con montones de azúcar.

La práctica de este estilo de vida ayudará a mejorar nuestra salud general, minimizará el riesgo de padecer enfermedades crónicas, tendremos más energía, mantendrá estables los niveles de azúcar en sangre, sentiremos menos ansiedad y nuestro peso será saludable sin la necesidad de contar calorías como se impone en la práctica de dietas modernas para bajar de peso.

Loren Cordain, profesor del Departamento de Salud y Ciencias de la Universidad de Colorado, máximo exponente de la dieta paleo y autor de “The Paleo Diet: Lose Weight and Get Healthy by Eating the Foods You Were Designed to Eat”, define la dieta paleo como recrear las dietas de nuestros ancestros con la versión moderna de los alimentos, siempre y cuando cumplan con las características fundamentales de sus dietas.

Características de la dieta paleo

  • Alta en proteínas animales que brindan todos los aminoácidos esenciales aquellos que nuestro cuerpo no produce y que debemos obtener de la dieta -, vitaminas y minerales como el zinc – que promueve la salud general y que además nos ayuda a mantener el tejido muscular.
  • Ingesta moderada de carbohidratos que provienen de vegetales, algunos tubérculos y frutas, ayudándonos a mantener bajos los niveles de azúcar en sangre y nos aportan fibra, vitaminas y minerales.
  • Consumo de grasas de calidad y naturales, dominadas grasas monoinsaturadas como el aceite de oliva y poliinsaturadas como el omega 3, que son una gran fuente de energía. Son responsables de la construcción de la membrana externa de nuestras células, son antiinflamatorias y además ayudan a que nuestro cuerpo absorba correctamente las vitaminas y minerales.
  • Mayor cantidad de antioxidantes – responsables de prevenir la oxidación de las células –  y fitoquímicos – sustancias importantísimas que se encuentran en los vegetales y que, si bien no nos alimentan, tienen unos efectos muy positivos sobre nuestra salud.

Pero, ¿por qué comer como nuestros ancestros?

Aquí me gusta adaptar una cita de Robb Wolf, autor del best seller ‘La Solución Paleolítica’, que creo que explica muy bien el por qué hemos de volver a nuestros orígenes en la alimentación.

Si suponemos que la historia de la humanidad es un campo de fútbol de 100 metros, la era en la que dejamos de alimentarnos como nuestros ancestros y adoptamos avances como la agricultura son tan solo los 5 últimos metros del campo, menos que el área pequeñita donde se pone el portero, y unos centímetros representarían la era de la televisión, internet y todo lo que consideramos hoy en día una vida normal. Los otros 95 metros del campo serían los más de 185.000 años en los que el ser humano se alimentaba de acuerdo a sus necesidades y en sintonía con su cuerpo.

La dieta paleo propone mirar al pasado, volver al tipo de alimentación que nos permitió evolucionar como raza, la que está en sintonía con lo que somos y, basándonos en sus dietas, poner en duda las normas alimenticias en las que nos han hecho creer en los últimos años.

Personalmente, comencé a interesarme por la dieta paleo a comienzos del 2015 y la fui adoptando paulatinamente, comenzando a comer más proteínas animales, a optar por vegetales y frutas como acompañantes y a eliminar el azúcar añadido de mi dieta. El cambio ha sido increíble y mi cuerpo lo ha recibido estupendamente. Con la dieta paleo me siento más enérgico y más ágil. Gracias a esto he vuelto a escuchar a mi cuerpo, a estar en sintonía con él y a escuchar lo que me dice.

Lanzarse a probar esta dieta tan solo unas semanas puede ser el inicio de un grandioso cambio para tu salud, para tu cuerpo y para ti, ya que los efectos se empiezan a notar enseguida. Y una vez que compruebes sus beneficios por ti mismo, estoy seguro de que lo convertirás en tu estilo de vida a largo plazo.

Si te ha gustado este artículo, ¡fantástico, hablemos! Estaré encantado de responder todos tus comentarios. Además, si quieres saber más sobre la dieta paleo, no dejes de leer beneficios de la dieta paleo y qué comer en la dieta paleo.

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram