¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Huevo: el alimento ideal para los niños

El huevo es un alimento que suele generar controversia. Existen rumores que todavía perduran relacionados con la composición nutricional de este alimento. Cuenta la leyenda, que el huevo tiene unos niveles tan elevados de colesterol que no se puede consumir más de 3 a la semana. Consideramos que se trata de una afirmación que no tiene nada que ver con la realidad. Por ello, ya nos encargamos de desmitificar los altos niveles de colesterol que se le atribuye al huevo en un artículo anterior. Hoy el huevo es también el protagonista. Os explicamos por qué el huevo es un alimento muy apropiado para los pequeños de la casa.

¿Qué es más sano: una pieza de fruta o un huevo?

Venga, os dejamos unos minutos para responder…

La fruta es el modelo universal de salud pero, en términos nutricionales, el huevo sería una mejor opción. Además de ser rico en vitaminas como lo es la fruta, posee una diversidad nutricional aún mayor en un tamaño muy reducido. Su densidad nutricional en comparación con otros alimentos proteicos como la carne o el pescado es superior. Es más, los huevos son uno de los alimentos con más propiedades beneficiosas para la salud. Contienen proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos esenciales, vitaminas  y minerales.

Ideal para los niños

Si tenéis un hijo o está en camino, incluid más huevos en su dieta.  ¿Por qué?

  • Muchos nutrientes en muy poco volumen: ¡lo comen de un bocado!
  • Muy rico en colina: elemento esencial para el desarrollo de las estructuras y del sistema nervioso del feto.
  • Fácil de comer: alimento muy blandito, fácil de masticar para los más pequeños. Puedes incorporarlo en la dieta de tu hijo a partir de los 10 meses. Como es uno de los alimentos más alergénicos introdúcelo en su alimentación poco a poco.
  • El más versatil, solos o como ingrediente: plancha, frito, cocido, revuelto, escalfado, rebozados, tortillas, cremas, mousses, masas, salsas, aderezos, preparados de carnes…

¡Ojo! No todos los huevos son iguales

Efectivamente, los huevos son uno de los alimentos con una densidad nutricional mayor.  Sin embargo, esos nutrientes pueden diferir de un tipo de huevo a otro. Dependiendo del tipo de crianza, alimentación y tratamiento de las gallinas, se obtienen unos huevos más o menos naturales.

En el mercado tenemos 4 tipos de huevos disponibles: de gallinas criadas en jaula, de gallinas criadas en suelo, de gallinas camperas (criadas al aire libre) y de gallinas ecológicas. A diferencia de los huevos  procedentes de gallinas criadas en suelo o jaula, los huevos procedentes de gallinas criadas al aire libre mantienen su contenido nutricional original intacto. Dado que las últimas se alimentan de pienso orgánico, sus huevos no contienen ningún resto de pesticidas, antibióticos u hormonas sintéticas que sí se le administran a las gallinas enjauladas.

Dadle a vuestros hijos los huevos más naturales y ecológicos

De esta forma, aprovecharán todos los nutrientes originales y evitarán los tratamientos artificiales que se le aplican a los convencionales.

Algunas recetas con huevo por si se os acaban las ideas:

 

 

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram