¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Helado de azafrán paleo: sorprendente

Cuando el calor más aprieta lo más apetecible es un delicioso helado ¿y qué mejor que un helado casero? Este además es muy especial: helado de azafrán.

Sé que suena un poco a locura, pero está increíblemente rico y todos aquellos que lo han probado coinciden con que es un sabor único y sorprendente. El azafrán está muy relacionado con platos salados de arroz, claro ejemplo de ello es la paella, sin embargo con el dulce combina a la perfección y no le da en absoluto un sabor especialmente fuerte.

El azafrán es una especia muy valiosa tanto por su precio como por sus beneficios. Sacado de los estigmas de la flor crocus sativus, su recolección debe realizarse de forma manual y hacen falta 12.000 flores para obtener 1 kg de esta increíble especia. El azafrán tiene propiedades beneficiosas que estimulan la buena digestión, cuida el hígado y ayuda a prevenir la producción de piedras en la vesícula biliar.

helado de azafrán desde cerca

Pues no os dejo más tiempo de intriga y vamos allá con la receta:

Ingredientes para el helado de azafrán:

  • 2 plátanos bien maduros.
  • ½ gramo de azafrán.
  • ¼ de taza de anacardos.
  • ¼ taza de nueces de macadamia (6-8 nueces aproximadamente).
  • 1 taza de agua.
  • 1 cucharadita de aceite de coco.

Modo de preparación del helado de azafrán:

  • Pela los dos plátanos e introdúcelos en la batidora o procesador de alimentos.
  • Añade al vaso el azafrán, las nueces y la cucharadita de aceite.
  • Vierte la mitad del vaso de agua y comienza a batirlo.
  • A medida que se vaya homogeneizando todo, añade un poco más de agua hasta conseguir una masa completamente homogénea y cremosa. Te recomiendo que vayas incorporando el agua poco a poco ya que no buscamos que quede demasiado líquido. De ser así te saldría una textura más de polo de hielo que de helado cremoso.
  • Cuando tengas ya la mezcla lista viértela sobre un molde de polos o en un tupper de plástico. En el molde de polos no tendrás que hacer nada más que rellenarlo hasta la marca y cerrarlos, pero si lo pones en un bol, cubre la masa con papel film transparente tocando la masa. Esto es importante, ya que así evitarás que se creen partículas de hielo, manteniendo la textura cremosa y deliciosa.

A disfrutar de este riquísimo y original helado que le encantará a todos y cada uno de los que tengan la suerte de probarlo. Con muy poquito azafrán conseguiréis un resultado espectacular, digno de cualquier restaurante de Estrella Michelín. 😛 

Te dejo también las recetas de cómo preparar deliciosos helados paleo de fresa, chocolate y plátano. ¡Todos ellos sin gluten ni lactosa!

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram