¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Guía paleo de bebidas: ¿qué podemos beber?

¡Ha llegado el viernes y de nuevo el fin de semana! De seguro tenéis planes de veros con amigos a cenar o tomar una copa y relajaros pero…¿habéis pensado qué pasa en esta ocasión si hemos decidido adoptar el estilo de vida paleo?

Habéis empezado y os va súper bien con la alimentación pero encontráis este problema y os desmotiva pensar quedaros en casa sólo para evadir la posible tentación de beber una copa – o dos – de alcohol. ¡No tiene por qué ser así! La relajación y socialización es una parte de nuestras vidas que no podemos limitar porque es vital para la salud emocional y física. Estar felices y equilibrados es parte de ser paleo también porque está directamente relacionado a todo lo demás y ser la mejor versión paleo de vosotros mismos significa estar informados y adaptarse lo mejor posible al ambiente en el que convivimos.

¿Es paleo el alcohol?

Sí y no. Es una pregunta complicada porque depende del tipo de bebida. El problema con el alcohol es que es tóxico y procesado. Beber alcohol en exceso puede ser perjudicial para la salud porque desde que la primera gota de bebida entra en nuestro cuerpo, se absorbe.

La moderación es clave cuando vamos a decidir si beber o no e incluso hay algunos tipos de alcohol – como el vino – que tienen propiedades beneficiosas para la salud: previene enfermedades cardiovasculares, es anticoagulante y regula la presión arterial. En la Dieta Paleo no está estrictamente prohibida la ingesta de bebidas alcohólicas pero la clave es elegir cuidadosamente el tipo de bebida.

¿Qué beber y qué no?

Evita las bebidas alcohólicas que tengan gluten, como las siguientes:

  • Cerveza
  • Whiskey
  • Ginebra
  • Vodka hecha de granos

Para celebrar en ocasiones especiales:

  • Vino tinto
  • Vino blanco
  • Vodka de patata
  • Tequila
  • Ron

Otras recomendaciones:

  • El alcohol, en la Dieta Paleo y en la vida, es algo para consumir en moderación y ocasionalmente.
  • Para evitar ingerir demasiado azúcar – natural del alcohol – mezcla alcoholes como el vodka o la tequila con soda, hielo y limón. Evita añadirle zumos de frutas, azúcar líquida, o tónica.
  • Al escoger un vino, escoge uno seco – que tiene menos azúcar – y opta por los tintos porque son los que tienen grandes propiedades como el resveratrol.
  • Asegúrate de que antes de beber alcohol, hayas cenado bien.
  • Bebe mucha agua antes, durante y después de una ocasión especial para ayudar al organismo a mantenerse hidratado.

¿Habéis encontrado este artículo útil? ¡Dejadme sus comentarios y no olvidéis seguirme en Facebook, Twitter e Instagram.

 

Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram