¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Galletas paleo de plátano y harina de coco

Las galletas le gustan a todo el mundo y los que seguimos un estilo de vida paleo no somos menos. Las galletas son un desayuno, merienda o snack delicioso que siempre apetece. Podéis acompañarlo con fruta, mermelada paleo, crema de almendras, un poco de nutella paleo o solas. Completamente a vuestro gusto.

Esta receta es tan sencilla que las podréis tener listas en muy poco tiempo. Además, es ideal para hacer con niños y completamente paleo. Yo las preparo rápidamente por la mañana y mi familia y yo disfrutamos de galletas recién horneadas para desayunar.

La harina de coco no tiene gluten, almidones, cereales ni frutos secos, por lo que cualquier persona que tenga alergia podrá comerse tantas galletas como quiera. Además es rica en fibra y proteínas, sin embargo apenas contiene carbohidratos. Por otra parte, el plátano es rico en potasio, magnesio y hierro. También contiene vitaminas del grupo B, C, E y ácido fólico. Estas galletas no llevan huevo ni azúcares añadidos, por lo que es perfecta para todo el mundo.

Ingredientes para las galletas paleo:

  • 1 plátano maduro.
  • 1 taza de harina de coco.
  • horno a 180ºC.

Modo de preparación:

  • Pelamos el plátano y lo cortamos en trozos pequeños. Con la ayuda de un tenedor o un pasapuré lo machacamos bien hasta convertirlo en una pasta de plátano. Un truco para conseguir esta pasta con mayor facilidad es: antes de pelar el plátano lo estrujamos un poco.
  • Vamos agregando la taza de harina de coco poco a poco. Vamos revolviendo hasta que quede una masa medianamente consistente.
  • Sobre una bandeja plana para horno colocamos un papel de horno o encerado para evitar que se peguen las galletas. Con una cuchara grande cogemos porciones para nuestras galletas y las colocamos sobre la bandeja. Recuerda dejar suficiente espacio entre cada galleta para que no se te peguen.
  • Con el horno ya precalentado a 180ºC metemos las galletas al horno durante aproximadamente 12 minutos. Recuerda que los hornos trabajan de formas muy distintas. Saca las galletas cuando tengan un bonito color dorado y estén crujientes.
  • Déjalas enfriar… ¡si es que puedes!

Como podéis ver es muy sencillo y solo necesitamos dos ingredientes. El sabor del plátano combinado con el coco está delicioso y conseguiréis unas galletas crujientes que le encantarán a todo el mundo.

 

¡Comentadme qué os parecen! 😀

Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram