¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Fresas bañadas en chocolate PALEO

¡Hay un estómago aparte para el postre! Y la cena de Navidad o Noche Vieja es una ocasión especial en la que solemos comer muchísimo. Por esta razón os comparto un postre muy rico, muy fácil de preparar y cero pretensioso que podéis hacer para vuestro menú navideño. Es paleo, es ligero y es el toque final perfecto para esa cena navideña en familia.

Fresas con chocolate PALEO
La manteca de cacao es el ingrediente clave para preparar tu chocolate paleo

Para hacer el chocolate paleo podéis o bien comprar manteca de cacao orgánica o derretir un chocolate de más de 85% de cacao para hacer la cobertura. Yo prefiero hacerlo con la manteca de cacao y añadir yo mismo la cantidad de azúcar que necesito. Lo mejor es que es un experimento bien divertido y seguro que os va a gustar.

Ingredientes para el chocolate paleo:

  • ½ taza de manteca de cacao
  • ½ taza de aceite de coco
  • ½ taza de cacao en polvo
  • ¼ de taza del edulcorante que prefiráis
  • 500 gramos o 1 kilo de fresas
  • Sal gruesa (opcional)

En caso de que prefiráis hacerlo con chocolate tradicional, buscad un buen chocolate de calidad de más del 85% de cacao.

  • 1 tableta de chocolate
  • 1/4 de taza de aceite de coco extra virgen

Preparación:

  • Derretir la manteca de cacao y el aceite de coco en una cazuela a fuego bajo. Incorporar el cacao y disolver muy bien. Añadir el edulcorante de vuestra preferencia y disolver muy bien.
  • Dejar reposar el chocolate antes de cubrir las fresas o estará demasiado líquido.
  • Si utilizáis chocolate tradicional, derretirlo con el aceite de coco a baño de maría para que no se queme. Dejarlo reposar lejos del fuego unos minutos antes de cubrir las fresas.
  • Prepara una bandeja para hornear con papel encerado o papel transparente en el fondo.
  • Lava bien las fresas sin quitarles las hojas.
  • Coloca el chocolate en un envase hondo para poder sumergir las fresas. Con la mano o con una pajilla sumergir las fresas en el chocolate dejando un pequeño borde sin cubrir. Colocar en la bandeja preparada con papel film y, una vez que hayáis terminado con todas, meterlas en la nevera para que se endurezca el chocolate.
  • Si lo deseáis podéis rociar sal gruesa después de cubrir las fresas con el chocolate y antes de meterlas a la nevera

Para servirlas, hacedlo justo antes de comerlas para que el chocolate no se derrita. ¡Lo mejor es cuando el chocolate está crocante! Contadme todo sobre vuestra experiencia haciendo chocolate desde cero en un comentario y no olvidéis que podéis encontrarme en Facebook, Twitter e Instagram como @NiklasPaleo.

Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram