¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Crema de brócoli, coliflor y caldo de huesos

Una crema de verdura es algo que cualquiera puede preparar en poco tiempo, con casi cualquier vegetal que tengamos en casa. Eso hice yo pero le añadí algo muy especial y muy paleo: cocine las verduras en caldo de huesos de costilla de cerdo y luego, al batir todas las verduras para hacer el puré, use hasta la última gota del caldo. ¡Imaginaos el sabor!

Un caldo de huesos es algo muy saludable que podemos hacer con antelación y en mucha cantidad porque añade mucho sabor a las comidas en las que lo utilizamos y además es una bomba de nutrientes porque en los huesos hay una gran concentración de minerales, vitaminas y proteínas. Es un súper alimento que ha pasado desapercibido por mucho tiempo y que es tan sencillo, económico y nutritivo que todos deberíamos comerlo regularmente.

Crema de brócoli y coliflor
Brócoli, coliflor y cebolletas cocinándose en caldo de huesos.

Podéis utilizar cualquier vegetal que tengáis en vuestra nevera: espinaca, zanahorias, calabaza, pimientos, boniato, remolachas, puerros… ¡Las opciones son muchas!  Es muy versátil y de seguro que durante la semana os beneficiaréis de tener una crema como esta hecha con antelación y lista para comer.

Ingredientes para la crema de brócoli y coliflor:

  • 1/2 cabeza de coliflor
  • 1/2 cabeza de brócoli
  • La mitad de una cebolleta
  • 1/2 taza de crema de leche o nata entera
  • 1 tasa de caldo de huesos
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  • Cortar en trozos el brócoli y el coliflor. Lavar bien y colocarlos dentro de una olla de presión – o una convencional – junto con la 1/2 cebolleta, también cortada en trozos.
  • Añadir la taza de caldo y tapar. Nota: si utilizáis una olla de cocción convencional, añadir una taza más de caldo. Esto es porque en la evaporación se reducirá mucho el líquido y no queremos perderlo y que se seque en el proceso.
  • Cocinar a fuego medio, hasta que la verdura esté tierna. Si habéis utilizado una olla de presión, el tiempo de cocción es muy corto – aproximadamente unos 15-20 minutos -. En cambio, la cocción convencional tomará más tiempo, por lo que debéis pinchar con un tenedor la verdura para saber si el punto de cocción es el correcto.
  • Dejar reposar antes de batir todo. Para esto, añadir la verdura al vaso de una batidora de mano. Añadir el caldo poco a poco para evitar que quede demasiado líquida la crema. También podéis batir directamente en la olla donde habéis cocinado la verdura, pero retirar el caldo a un vaso aparte para ir añadiéndole poco a poco.
  • Añadir la nata de la misma manera, poco a poco para no aligerar mucho la textura.
  • Agregar la sal y pimienta al gusto e ir probando hasta alcanzar el punto que más os guste. A mi me gusta un poco más espesa que las cremas tradicionales, por eso voy añadiendo los líquidos lentamente hasta obtener la textura que me gusta.
Crema de brócoli y coliflor
Exquisita combinación de vegetales con caldo de huesos. ¡Nutritivo y paleo!

Si al final de la preparación os queda algo de caldo, conservarlo en un recipiente hermético en la nevera o congelarlo para que os dure mucho más tiempo. Esta crema de brócoli y coliflor os hará sentir satisfechos y, especialmente en los meses fríos que están por venir, os darán esa sensación caliente y confortante al comer.  Si os aventuráis a probar el caldo de huesos, contadme vuestra receta en un comentario y, si decidís hacer esta receta usad el hashtag #NiklasPaleo en vuestras fotos.

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram