¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Cómo correr una maratón al estilo paleo

Si estás pensando en correr una maratón, no necesitas correr largas distancias ni comer carbohidratos para que tu cuerpo pueda lograrlo. Mi propia experiencia, tanto en el estilo de vida paleo como en el deporte, me ha llevado a ser un firme creyente de que correr pocos kilómetros con más intensidad es un entrenamiento más eficiente a la hora de prepararnos para una maratón. Con este método he realizado 6 maratones con una marca por debajo de las 3 horas y en dos de ellos, en Amsterdam y en Berlín, logré mi mejor marca en 2 horas y 46 minutos.

Correr una maratón es un reto físico, pero también mental porque nuestro cuerpo debe estar en sintonía. Cualquier individuo que disponga de 3 días a la semana para entrenar, puede también correr una maratón y, si es tu primera vez, el primer obstáculo que debes vencer es a ti mismo. Acepta el hecho de que está totalmente bien modificar tus metas físicas de acuerdo a cómo avanza tu cuerpo, sé realista y haz que tu evolución se base en longitud y tiempo.

¿Por qué correr pocos kilómetros?

  • Correr distancias más cortas es más entretenido y mentalmente nos cansa menos. No es lo mismo pensar “tengo que correr 3 horas” que “tengo que correr 5 kilómetros” y por lo tanto el ánimo que le ponemos no es el mismo. Soy defensor de que hay que hacer las cosas creativamente para no perder el interés.
  • Desde el punto de vista paleo, correr pocos kilómetros a más intensidad es una mejor manera de no poner tanto estrés en el cuerpo y no abusar del exceso de cardio.
  • Cuando corres distancias más cortas puedes aumentar gradualmente la intensidad y la velocidad. Sin embargo, ten precaución de no ir más rápido de lo que tu cuerpo puede. Entrena para ir aumentando gradualmente tu ritmo.
  • Correr 5 kilómetros es más práctico que correr 20 kilómetros, especialmente si vives un estilo de vida ocupado y no dispones de 3 horas para entrenar.

¿Cómo prepararnos físicamente para correr una maratón?

  • Mide tu rendimiento. Debes llevar un diario de la velocidad que corres y el tiempo que tardas en completar esa distancia. Si entrenas en un gimnasio, la cinta es perfecta para esto. Si entrenas al aire libre, utiliza un monitor.
  • Vigila muy de cerca tu alimentación durante el período de entrenamiento. Anota qué comidas te sientan mejor antes y después de la carrera y cuáles no tanto. Es vital probar con diferentes alimentos y notar cómo los va tolerando el cuerpo. Así podrás hacer más óptima tu nutrición en el proceso.
  • Descansa si lo necesitas. Los profesionales no necesitan hacerlo, pero si estás empezando y dependiendo de tu condición física, es importante que incluyas el descanso una o dos veces por semana. Escucha lo que te dice tu cuerpo y cómo progresa con el entrenamiento.

¿Cómo prepararnos antes de la carrera?

  • El día antes evita comer productos lácteos, carnes o alimentos fritos porque son pesados de digerir y pueden hacernos sentir adormecidos el día de la carrera. Escoge mejor alimentos más ligeros como el pescado o el pollo, los vegetales y frutas y los vegetales almidonados como el boniato o la calabaza.
  • Duerme bien la noche antes de la carrera.  El sueño de calidad es vital para nuestro rendimiento.
  • Hidrátate. El día de la carrera solo toma pequeños sorbos de agua para evitar llenarte de líquidos y asegúrate de que el agua esté a temperatura ambiente porque se absorbe mejor.
  • El día de la carrera levántate con suficiente tiempo para desayunar y hacer la digestión. Mi recomendación es no comer nada 3 horas antes de la carrera, aunque esto depende un poco del organismo de cada uno.
  • Durante la carrera, utiliza las zonas designadas para reponer líquidos. Bebe sorbos de agua aunque no sientas sed.

Por último, para correr una maratón debes visualizar el éxito. Los atletas utilizan este recurso para exigirse más metas y alcanzarlas. Durante el entrenamiento y el día de la carrera dedica unos minutos a imaginarte corriendo fuerte, alcanzando esa meta por la que tanto has entrenado todo ese tiempo de preparación antes de la carrera y mírate cruzando la meta que te propusiste al final de la carrera.

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Comentarios

2 Comentarios
  1. posted by
    JOSE LUIS
    Sep 26, 2016 Reply

    Muy Buen blog, Me llamo José Luis, tengo 30 años y soy corredor de 1/2 maratones y hago gimnasio 4 días / semana. En Febrero hago mi primera maratón, la de Sevilla.

    Estoy empezando en el estilo de alimentación PALEO, pero lo que mas me cuesta son los desayunos, ¿cómo los organiza?

    Otra cosa, ¿cómo realiza la típica recarga antes de las carreras, que se hacía con pasta?

    Gracias

    • posted by
      Niklas Gustafson
      Sep 26, 2016 Reply

      Hola José Luis, gracias por escribirme y te deseo mucho éxito en tu primera maratón.

      En mi blog, puedes pinchar la pestaña de recetas y hacer clic en ‘desayunos’. Allí coloco muchas recetas que personalmente me satisfacen mucho a mi y a mi familia. Yo suelo desayunar batidos de fruta y verdura, o en su defecto, huevos combinados con vegetales o con grasas buenas como el aguacate. Con gusto te orientaré a cómo preparar cualquiera de ellas.

      Antes de una carrera yo como mucha grasa. Desayuno bien con huevos, carne, aguacate y aceite de coco. Justo antes de la carrera me tomo dos cucharadas de aceite de coco y con eso estoy perfecto. Como verás, en la dieta paleo la grasa es la que nos proporciona energía, en lugar de los carbohidratos.

      Espero haber aclarado tus dudas y estoy aquí para cualquier otra. ¡Saludos!

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram