¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

¿Comer sin gluten es bueno para todos?

Existe una gran polémica en torno al gluten y sus efectos buenos y malos. Existen numerosos estudios que avalan las bondades del gluten y otros muchos que lo niegan.

Para empezar quiero explicar que el gluten es un pequeño conjunto de proteínas presentes en cereales como el trigo, la cebada y el centeno, así como en los híbridos, espelta, escanda, kamut y triticale.

Todo la polémica surge con los estudios que aseguran que existe una causalidad entre una dieta baja en gluten con niveles bajos de bacterias que forman la flora intestinal. Sin embargo, como dice Chris Kresser (autor de los libros “Your Personal Paleo Code”, “The Paleo Cure” y “Your personal paleo diet”) el hecho de que exista una correlación en dichos estudios, no significa que haya una verdadera causa de que eliminar el gluten dañe o elimine las bacterias buenas que necesitamos en nuestro organismo.

De hecho, considero que el problema se debe a la desinformación. La teoría de que no consumir productos con gluten perjudica a la flora intestinal puede ser erróneo, pero porque está mal planteada. El problema no está en el gluten, sino en el el resto de componentes de dichos alimentos. Es verdad que las personas que consumen habitualmente cereales obtienen su dosis de fibra diaria de dichos productos. Sin embargo, aquellos que no los consumimos los podemos obtener perfectamente de otros alimentos mucho más saludables y de mejor calidad, pero no de productos sustitutivos “sin gluten”.

Es importante tener en cuenta cuáles son las fuentes más importantes que tenemos para la obtención de dichas bacterias. De hecho, debemos tener en cuenta de dónde obtiene la mayoría de personas dichas bacterias. Existen distintos factores que pueden influir directamente en la cantidad de bacterias que tenemos. Desde la alimentación a los medicamentos.

Hay una gran desinformación en cuanto al gluten y los alimentos que lo contienen. Muchos piensan que solo aquellas personas que son celíacas deberían evitar estos alimentos, pero en realidad no hay tantos beneficios en su consumo. En todas las dietas es importantísimo la ingesta de fibra natural, ya que no sólo ayuda a mantener la flora intestinal intacta, sino que ayuda a la correcta eliminación de los residuos, favoreciendo un correcto funcionamiento del aparato digestivo. Más allá de que una persona no consuma productos con gluten, si tampoco consume las cantidades necesarias de fibra fermentada, por supuesto tendrá un déficit en la flora intestinal. Este problema también se puede dar en personas que sí consumen gluten. Si el aporte de fibra es bajo, los niveles de bacterias en la flora intestinal también lo serán, independientemente si se obtienen o no de los cereales.

Los productos comerciales “sin gluten” normalmente sustituyen la harina de trigo por harina de arroz. El arroz tiene un 66% menos de fibra que el trigo, sin mencionar la comparación con verduras y frutas, en donde la diferencia es abismal. Entonces ¿es más saludable llevar a cabo una dieta sin gluten? La respuesta es ambigua. Si nos limitamos a sustituir los alimentos comunes como pan, pasta, galletas y productos procesados que llevan gluten por otros sin gluten, entonces la respuesta es no. Dichos alimentos ultraprocesados apenas tienen un aporte nutricional significativo, precisamente porque no tienen apenas fibra, vitaminas ni minerales. Por el contrario, si eliminamos el gluten y lo sustituímos por verduras y frutas de calidad que nos aporten la fibra y los nutrientes necesarios, no existe ningún problema para nuestro organismo, seamos o no celíacos.

Los medicamentos son otra de las causas de la pérdida de flora intestinal, especialmente los antibióticos. Si una persona es tratada con antibióticos, es natural que pierda muchas de las bacterias buenas que tenemos. El medicamento mata a todas las bacterias independientemente, de si son buenas o malas. Si después de un periodo tomando antibióticos no se toman los alimentos correctos, tardaremos más tiempo en regenerar la flora intestinal.

Para concluir, los productos procesados sin gluten son puro almidón y apenas aportan fibra. Para llevar una vida libre de gluten la solución no es cambiar la pasta normal por pasta sin gluten. Es decir, para realizar el cambio debemos sustituir los productos con gluten por alimentos naturales que contengan fibra y los nutrientes que necesitamos como verduras y frutas, huevos, carne y pescado.

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Comentarios

2 Comentarios
  1. posted by
    Elsa
    Jun 8, 2017 Reply

    Excelente entrada, como siempre! Sólo una puntualización, el sistema excretor es el de la orina, yo creo que en el artículo te estás refiriendo a las heces, y eso forma parte del sistema digestivo. Un saludo

    • posted by
      adminiklaspaleo
      Jun 8, 2017 Reply

      Hola Esa!

      Muchas gracias por tu comentario. Acabo de revisarlo y efectivamente tienes razón. Muchas gracias por escribirme, ya está cambiado!

      Un saludo muy grande,

      Niklas

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram