¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Combate la depresión con los ácidos grasos omega-3

La depresión es una enfermedad que afecta entre el 8 y el 15% de la población mundial en algún momento de la vida. Según la OMS 350 millones de personas sufren depresión, constituyendo la principal causa de discapacidad del mundo.

Los síntomas más destacados de la depresión son la tristeza patológica, disminución de la vitalidad y pérdida de interés por las cosas. Otros síntomas pueden ser el sentimiento de culpabilidad o incapacidad, irritabilidad, pérdida de la autoconfianza, trastornos del sueño, disminución del apetito y el líbido, llegando al extremo de pensamientos de muerte y tendencias suicidas.

Es por todo ello que debemos cuidarnos, no solo en el aspecto físico sino también en el mental. Tener un cuerpo y una mente sana debería ser la prioridad de todos.  

Quiero aclarar que cuando se sufre de depresión es muy importante recibir tratamiento médico especializado y nunca automedicarse.

Según estudios recientes publicados por el Dr. Vicent Balanzá Martínez, Psiquiatra y Profesor Asociado de Psiquiatría de la Universidad de Valencia, “la depresión sería el resultado de un desequilibrio en neurotransmisores como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina, que se restablecería mediante tratamientos antidepresivos”. “Las personas deprimidas presentan concentraciones elevadas de citocinas proinflamatorias en sangre periférica. En otras palabras, la resistencia al tratamiento antidepresivo que muestran algunas personas se debería en parte al aumento de la inflamación sistémica. Esto sugiere la necesidad de complementar los fármacos con otros abordajes con efectos antiinflamatorios demostrados”.

Según su estudio, los ácidos grasos omega-3 y omega-6 pueden tener propiedades antiinflamatorias. Ademas “son constituyentes importantes de la membrana celular y resultan esenciales para la supervivencia, pero como no pueden sintetizarse en el organismo humano deben obtenerse de la dieta”.

Para combatir esta dura enfermedad se podría ayudar a que los antidepresivos actúen mejor con la dieta. Los pescados azules, como sardinas, atún, salmón, aceite de hígado de bacalao, el aguacate, las semillas de chía y los frutos secos son la mejor fuente de omega-3 que podemos encontrar. Consumirlos con frecuencia puede ayudar a combatir los síntomas de la depresión, las enfermedades cardiovasculares y puede ser muy beneficioso para el cerebro.

Como podéis ver, todo en nuestro cuerpo está interrelacionado. Tener un estilo de vida sano ayuda a prevenir y mejorar las distintas afecciones y enfermedades físicas y mentales. 

Dentro de la dieta Paleo tenemos muchas recetas distintas que contienen omega-3. El filete de atún con quinoa y apio o las ensaladas con aguacate son una opción estupenda. ¡Está riquísimo y son perfectos para nuestra mente! 😀

Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram