¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Chipirones a la parrilla con puré de castañas

¡Me encantan los frutos de mar! Y en esta época donde las castañas abundan no se me ha ocurrido mejor idea que la de acompañar unos deliciosos calamares a la parrilla con un puré de castañas casero. Yo mismo he tostado las castañas y por eso he quedado tan maravillado con el resultado. Un puré sedoso y lujoso en verdad porque el sabor de las castañas es único. Esta receta es muy fácil de preparar y lo mejor es que es una excelente manera de sorprender a amigos y familiares con un plato sencillo pero impresionante. ¡Os animo a todos a probarlo en casa y que no os intimide cocinar en casa calamar u otro marisco!

Chipirones a la parrilla
Mirad que bonitos quedan cuando se asan a la parrilla

Ingredientes para preparar los chipirones:

  • Seis chipirones pequeños o un calamares grande
  • Aceite de oliva extra virgen (al ojo)
  • Un tomate de ensalada
  • Un puño de hojas de lechuga Lollo rosso o un mezclum de hojas verdes que te gusten
  • Vinagre balsámico (al ojo)
  • Mantequilla ecológica (aproximadamente 200 gramos)
  • 500 gramos de castañas
  • Sal marina
  • Pimienta
  • 100 ml de Creme Fraiche o nata espesa
  • 2 o 3 rábanos
  • 1/4 o menos de cebolla dulce
Puré de castañas
Las castañas tienen un sabor único, algo muy parecido a la patata y a la nuez.

Preparación:

  • Primero, hay que encender la parrilla. Enjuaga con agua fría las castañas para eliminar cualquier residuo de tierra que puedan tener. Con un cuchillo afilado, hacer una pequeña división en la parte superior de las castañas para que se cocinen mucho más rápido. Colocadlas en la parrilla y cerrad la tapa para concentrar el calor. Cocinar durante cinco minutos a 10 minutos por cada lado para aseguraos que las castañas estén tiernas.
  • Una vez cocinadas esperad unos minutos para poderlas pelar. Quitad toda la piel y llevarlas a la procesadora de alimentos y añadirle una barra de mantequilla derretida. Añadid primero un chorro y reservar la mitad para luego. De esta manera, evitáis que no quede demasiado líquido el puré. De la misma manera, añadir la nata primero de a un chorro y luego el resto dependiendo de la textura que coja el puré. No olvidéis una pizca de sal y encended la procesadora de alimentos o la batidora. Mezclar bien hasta que obtengáis una textura suave y semi espesa, parecida a la textura de un Baba Ghanoush. Reservar para luego.
  • Con un poco de mantequilla derretida, pasar un pincel por los chipirones para evitar que se peguen a la parrilla. Colocarlos en las mismas brasas calientes. En las mismas brasas calientes, colocar los chipirones y cocinar por unos 10 minutos, 5 minutos de cada lado. Por cuestiones estéticas yo intenté lograr esas bonitas marcas de la parrilla, pero si no tenéis una parrilla en casa podéis hacerlos en una sartén tradicional o una de estas que vienen con un grill incorporado.
  • Mientras se cocinan los chipirones, preparad la ensalada. Como es al gusto, yo hice una muy sencilla con hojas de lechuga que trocee con mis manos, rodajas de tomate, rábanos en láminas delgadas y un poco de cebolla dulce en julianas.
  • Para servir, colocar los chipirones con el puré de castañas y la ensalada. Rociar aceite de oliva encima y decorar con cebollín picado por encima. Si os gusta, podéis moler pimienta fresca por encima y quedará aún más estupendo.

Espero que os haya gustado esta receta y si queréis ver más recetas de pescado os recomiendo este salmón salvaje con verduras asadas al horno, ceviche de corvina o un exquisito tartar de atún. ¡No dejéis de contarme cómo han quedado vuestros platos!

 

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram