¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

¡Comprobados! Los beneficios de las almendras

Las almendras son de los frutos secos más populares y es porque han sido tan estudiadas y aclamadas por sus beneficios, especialmente el impacto positivo que tienen en enfermedades cardiovasculares, diabetes y pérdida de peso. Su combinación única de proteínas, fibra y grasas buenas la hacen la estrella de las meriendas y de vuestra dieta.

Técnicamente hablando, las almendras no son una nuez como tal porque lo que nos comemos de ella es una semilla. Es más cercana a la familia de los duraznos y melocotones y, como ellos, crecen en árboles que florecen en climas cálidos y secos.

¿Qué beneficios aportan realmente?

  • Son MUY nutritivas

Son ricas en grasa e increíblemente saludables. 100 gramos de almendras tiene 575 calorías, 21 gramos de proteína, 50 gramos de grasa y 19 gramos de carbohidratos. Sin embargo, la porción recomendada es de aproximadamente 28 gramos o unas 23 almendras. Tan solo esta porción aporta 161 calorías, 5 gramos de carbohidratos aproximadamente, 6 gramos de proteína, 14 gramos de grasa. De esa porción se obtiene 37% de la dosis  recomendada de vitamina E, 32% de la dosis  recomendada de Manganeso, 20% de la dosis  recomendada de Magnesio, cobre, riboflavina y fósforo. Como todos los frutos secos, son una gran fuente de grasa monoinsaturada que beneficia al corazón.

Los antioxidantes presentes en ellas protegen al cuerpo el estrés oxidativo que daña las moléculas y células del cuerpo y que además contribuye a enfermedades como el cáncer. La mayoría de los antioxidantes de este fruto se encuentran en su piel y por esta razón comprar almendras sin piel no es la mejor opción si lo que deseamos en aprovechar más sus nutrientes. Un estudio realizado en el 2005 demostró que su mayor valor nutricional es cuando se comen enteras, ya que en su piel hay más de 20 antioxidantes potentes que, junto a la vitamina E que está presente en la carne de la semilla, hacen de este fruto una bomba de cosas buenas.

  • Las almendras son ricas en vitamina E:

La vitamina E es el nombre que se le da a un grupo de antioxidantes solubles responsables de construir las membranas celulares en el cuerpo y que protege que estas se dañen. Las almendras son de las mejores fuentes de vitamina E y estudios demuestran que una ingesta más alta de vitamina E implica menos probabilidad de padecer cáncer o enfermedades cardíacas.

  • Las almendras ayudan a controlar el azúcar en la sangre:

Todos los frutos secos son relativamente bajas en carbohidratos, altos en grasas, proteínas y fibra. Pero las almendras, en comparación con otros, tiene muchas menos calorías por ración y por eso son ideales para personas con diabetes. Además son tan altas en magnesio que, por si no sabíais, es un mineral implicado en el control del azúcar y de la presión en la sangre.

  • Las almendras disminuyen el colesterol malo y previenen su oxidación:

Son ricas en grasas monoinsaturadas, las mismas presentes en el aceite de oliva y otras grasas de este tipo ya asociadas con la reducción de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Un estudio en 65 sujetos pre – diabéticos encontró que una dieta con un 20% de calorías provenientes de las almendras diminuía el colesterol malo. Otro estudio demostró que con 42 gramos de almendras se disminuía el colesterol malo y subía el colesterol bueno. Además los individuos perdieron algo de grasa abdominal. Las almendras también previenen el colesterol malo y esto es importantísimo para prevenir enfermedades cardiovasculares.

  • Comer almendras reduce el apetito y la ingesta general de calorías:

Como son tan ricas en fibra y proteína, aumentan la sensación de saciedad después de comer. Por esta razón también son efectivas en los individuos que desean perder peso. Poseen nutrientes importantes, aceleran el metabolismo y estudios han demostrado que una dieta que incluya almendras favorece la pérdida de peso.

Nuestra recomendación es que no temáis a la grasa ni a las calorías porque cuando nuestro cuerpo se nutre de alimentos tan ricos en nutrientes, nuestra salud es mejor y más óptima. En un estilo de vida natural, las almendras son imprescindibles. Además, son muy versátiles. Podéis comerlas solas a modo de snack, utilizar harina el almendra con la que preparar una deliciosa pizza o untar vuestras frutas en su crema.

Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram