¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Filete de atún con quinoa y apio: receta paleo y nutritiva 100%

¿Qué tal estáis? Hoy os preparo una receta exquisita de filete de atún con quinoa y apio. Bueno, ya es viernes, llega el fin de semana y podéis aprovechar para cocinar, bueno, los que no tengáis niños, jeje. Al final los pequeños dan mucho trabajo y casi ni tiempo tenemos para cocinar platos medio elaborados. Aun así, os recomiendo que lo intentéis, ya que es una buena terapia. A mi me relaja muchísimo y aunque suelen decirme que cocino demasiado rápido, lo disfruto igual.

Hace ya algún tiempo que no os hacía ninguna receta con pescado y no creáis que es porque no me gusta, todo lo contrario, pero no ha coincidido que tuviera en casa los días que he cocinado para vosotros. Recuerdo que el lenguado que os hice os encantó, pero os aseguro que el atún de hoy no os va a gustar menos.

Ya sabéis que siempre que compro pescado lo hago en sitios donde me garanticen que es pescado salvaje, es decir que no ha sido criado en piscifactorías para ser únicamente vendido. Y este atún es completamente salvaje y además en su sabor se puede notar. Si sigues la vida paleo no te quedará de otra que intentar buscar siempre la calidad en tus alimentos y además buscar siempre que sean ecológicos y naturales, pero si por casualidad has llegado hasta este blog buscando recetas comunes y te has topado con este plato paleo te recomiendo que sigas leyendo y que te plantees, si no cambiar tu estilo de vida, sí empezar a comprar productos de calidad.

El atún es un pescado que te permite que lo cocines de mil formas diferentes: en salsa, con tomate, a la plancha, al horno y como no… ¡a la parrilla! Los que me conozcáis bien sabéis lo que me gusta a mi una parrilla. No os echéis las manos a la cabeza que si, el atún a la parrilla está riquísimo. Por cierto, el atún en lata no vale. Ese no contiene ni la mitad de los beneficios del atún, que por cierto, son muchos. Mirad, el atún fresco  una de las fuentes mejores en ácidos grasos omega-3, porque es muy rico en grasas DHA y EPA. Grasas que protegen y previenen de las enfermedades cardiovasculares, ayudando a mantener sano el corazón, además de a cuidar el cerebro. También destaca su alto contenido en proteínas, que son fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Con respecto a minerales, tiene mucho magnesio y selenio, que complementan la acción de los omega-3. Destaca también su contenido en vitamina E, que es antioxidante, y en vitamina B que mejora la circulación.

Como acompañamiento podéis hacer cualquier cosa, desde una ensalada hasta alguna salsa que os guste o un snack como las endibias que os mostré la semana pasada. Pero yo hoy he querido hacer algo distinto y con un sabor diferente. Por esa razón he preparado un salteado de quinoa cocida con champiñones y apio salteados en un poco de mantequilla.

El apio tiene un sabor exquisito y aunque estéis acostumbrados quizá a comerlo crudo, también se puede saltear y cambiar un poco. El sabor es muy peculiar y quizá a todo el mundo no le guste pero yo os animo a que le deis una oportunidad porque no os decepcionará.

Ingredientes para este atún con quinoa y apio:

  • Un filete de atún salvaje.
  • 8 champiñones cortados en trozos.
  • 2 puños de quinoa.
  • 2 tiras de apio.
  • Sal.
  • Mantequilla.
  • Mayonesa y mostaza de Dijon.

Tiempo de elaboración: 25 minutos.
Dificultad: media

Elaboración de esta receta:

  1. En primer lugar haced el acompañamiento: para ello hervid la quinoa y saltead el apio y los champiñones en un poco de mantequilla. Cuando suelten el agua y veáis que los champiñones cogen color, echad la sal y sacadlos de la sartén.
  2. Lo más importante de esta receta es el filete de atún y por eso se deja para hacer en segundo lugar y servir caliente. Yo lo he hecho a la parrilla porque como siempre os digo me encanta. Si nunca habéis hecho atún u otro pescado en la parrilla quizá os resulte raro y no sepáis cuándo está hecho. El pescado normalmente se hace antes que la carne pero no muchísimo antes, entonces esperad unos 10 minutos hasta que por fuera esté dorado. Si os gusta más crudo igual dejadlo menos tiempo. 😉
  3. Para servir este plato podéis hacerlo como yo lo he hecho, con un poco de mayonesa paleo y mostaza de Dijon para darle un toque diferente. Si queréis podéis ponerle limón al pescado por encima aunque yo prefiero que no porque me encanta el sabor del pescado y no quiero matarlo con el limón.

Como vis es un plato muy sencillo que tardaréis poco tiempo en hacer. Si lo hacéis no olvidéis dejarme un comentario contándome qué tal os salió. Mientras tanto os dejo un par de recetas del estilo que seguro que os gustan:

Lenguado a la plancha.
Merluza asiática al papillote.

¡Un saludo!! 😉

 

Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram