¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Aguacate: ¡mejor que los plátanos y frutos secos!

El aguacate es una fruta que contiene muchísimos nutrientes y que además tiene un sabor suave y cremoso que se adapta a prácticamente cualquier comida.

Originariamente de países de la zona tropical y subtropical de sudamérica y centroamérica, el aguacate se ha expandido en los últimos 30 años por todo el mundo. Antes resultaba muy complicado encontrar aguacates en los supermercados y era prácticamente un milagro que estuvieran maduros o que no estuvieran ya pasados. Además, resultaba raro hablar sobre el aguacate, ya que la mayoría de personas jamás lo había probado. Sin embargo, se ha ido introduciendo en la dieta de muchos países como en España, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Francia, entre otros. Poco a poco se ha ido aceptando y venerando sus grasas.

Dependiendo de la especie lo hay más grandes y más pequeños, con una piel más dura o más blanda, pero en general la pulpa resulta cremosa de un color verde suave. Cuando está en su momento óptimo de maduración lo sabremos si al tocarlo y presionarlo ligeramente notamos que cede o se hunde (con delicadeza). La mejor forma de conservarlos es a temperatura ambiente de entre 18º y 24º grados enteros. Si ya lo has abierto y deseas guardar la mitad para el día siguiente, lo mejor es conservarlo en la nevera con la semilla y tapado con papel film para que no se oxide. El jugo de limón o de naranja ayuda también a conservarlo.

El aguacate tiene propiedades nutricionales excepcionales. Aunque contiene un 25% de grasa, se trata de una de las mejores que existen, ya que tres cuartas partes son grasas monoinsaturadas, siendo muy beneficiosas para la salud (el mismo tipo de grasa que el aceite de oliva). El ácido oléico ayuda a regular los niveles de colesterol en sangre hdl y ldl.

Tiene un gran valor nutricional, ya que tiene un alto contenido de potasio y fibra. En comparación, nos aporta más fibra que otros vegetales o frutos secos y mucho más potasio que los plátanos. También nos aporta vitaminas  A, B, C, D y K, y ácido fólico (muy importante para las mujeres en periodo de gestación).

Su alto contenido de magnesio y potasio es muy importante para el sistema nervioso, muscular e inmunológico. Por otra parte es un antioxidante y antiinflamatorio natural, siendo muy aconsejable para el correcto funcionamiento de todo el cuerpo en general y retrasar el envejecimiento.

Las posibilidades son casi infinitas, ya que se puede preparar en distintos platos. Uno de los más famosos es el guacamole. También es genial en ensaladas, con huevos, en smoothies o solo con un poco de sal y un chorrito de lima. Tanto cocinado como crudo está buenísimo. ¿Y a vosotros, cómo os gusta comerlo? 🥑

 

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram