¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

4 alimentos naturales paleo para enfermedades

A menudo nos ponemos enfermos o sufrimos ciertas dolencias leves y solemos recurrir a los medicamentos para aliviar o mitigar los dolores o malestares. Sin embargo, no siempre es necesario recurrir a los fármacos para sentirnos mejor.

Desde que el ser humano existe ha tenido que buscar en la naturaleza aquello que le ayudara a mejorar. Los conocimientos sobre plantas, frutas y verduras curativas se fueron transmitiendo de generación en generación. Por desgracia, en el último siglo nos hemos acostumbrado a ingerir medicamentos para cualquier pequeña molestia sin ni siquiera probar los remedios naturales.

Por supuesto, gracias a la medicina hoy en día se pueden curar enfermedades graves como el cáncer, la hepatitis o las infecciones, siendo en ocasiones imprescindibles para la supervivencia y los remedios caseros en ningún caso sustituyen a los tratamientos médicos. No obstante, existen muchas otras dolencias que se pueden calmar de forma sencilla y natural. Uno de los ejemplos más comunes es tomar una infusión de manzanilla para el dolor de estómago debido a las propiedades calmantes de la manzanilla. Pues existen muchos otros remedios caseros al alcance de cualquiera, que son completamente naturales y respetuosos con el medio ambiente.

Aquí te cuento cuatro elementos naturales que nos benefician y con increíbles propiedades curativas:

Aloe Vera

Tanto para las quemaduras leves producidas por el sol, si nos quemamos con agua o aceite caliente o bien al tocar un metal muy caliente, una de las mejores formas de ayudar a nuestra piel a calmarse y regenerarse es con el famoso Aloe Vera. Esta planta de aspecto tosco es una planta curativa que nos puede ayudar a muchas afecciones distintas. Debido a su poder regenerativo en la piel, el aloe vera también ayuda a mejorar el aspecto de las cicatrices que se acaban de formar y ayuda a mejorar la salud y aspecto del cabello. Al tener propiedades antiinflamatorias es ideal para ayudar a desinflamar hemorroides. El aloe vera también lo puedes añadir a los smoothies o zumos y te ayudará a combatir el estreñimiento.

Lo mejor de esta planta es que solo tienes que cortarle una hoja, abrirla por la mitad y sacar toda la pulpa del interior de la planta. Obtendrás una especie de gel puro de aloe vera. Puedes usarlo directamente colocándolo sobre la piel, triturarlo en la batidora para usarlo como una mascarilla o crear pequeños supositorios y congelarlos para usarlos posteriormente. En cualquier caso esta planta es fantástica y todos deberían tener una en casa. Lo único que necesita esta planta es agua y calor.

Sal marina

La sal es una de las materias más versátiles que podemos encontrar, ya que no solo sirve para dar sabor a las comidas. Está presente en el mundo, ya sea en el agua marina o de manantiales, dentro de los minerales o en algunas plantas. La sal es un gran agente antiséptico, ayudando a prevenir las infecciones y acelerando el proceso de cicatrización. Poniendo sal sobre las heridas o creando un enjuague bucal con agua y sal podremos cerrar heridas y acabar con pequeñas infecciones cutáneas o en las encías. Ahora se comercializa por precios escandalosos el agua marina para la descongestión nasal, pero se puede preparar perfectamente en casa, poniendo a hervir agua y sal.

Después de que la sal se haya diluido por completo en el agua, podemos usar el vapor (con cuidado de no quemarnos) para destapar las fosas nasales, así como para abrir los poros de la cara y realizar una limpieza profunda.

Ajo

El ajo es muy común en el mundo de la medicina natural y no solo para ahuyentar a los vampiros. El ajo es ideal para espantar a las enfermedades cardiovasculares. Ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre, limpiando las arterias. Además de reducir la hipertensión y es un anticoagulante natural. todos estos factores hacen del ajo uno de los mejores aliados para evitar infartos, derrames y enfermedades cardiovasculares.

También es un antibacteriano natural, por lo que ayuda a prevenir las infecciones y las enfermedades leves provocados por bacterias u hongos.

Limón y cítricos

El limón y los cítricos en general son buenos para la digestión ya que favorecen el correcto funcionamiento del estómago. Además es uno de los mejores estimulantes de la producción de saliva, por lo que contribuye al buen procesamiento de los alimentos que ingerimos. El limón también ayuda a que el cuerpo elimine toxinas a través de la orina, ayudando al sistema hepático. Gracias a la vitamina C de los cítricos, ayudan a combatir el resfriado común, así como a paliar los molestos síntomas como la congestión nasal, el dolor de garganta o los dolores de cabeza. Con enjuagues de limón se puede eliminar fácilmente el mal olor bucodental, ya que ayuda a matar las bacterias, evita las infecciones y ayuda a reducir la placa, tanto dental como de la garganta.

 

Tenemos al alcance de nuestra mano la posibilidad de poner remedios naturales a enfermedades o dolencias leves. Como he dicho antes, esto no sustituye a la medicina convencional y si los dolores persisten o se tiene un tratamiento médico prescrito es importante seguirlo al pie de la letra. La naturaleza nos brinda elementos naturales que nos ayudan a mejorar nuestra salud. Escucha a tu cuerpo y ayuda a que sane de forma natural en vez de recurrir únicamente a los fármacos. 😀

Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram